<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Por una paz grande y completa: el legado de la Comisión de la Verdad

El informe entregado es el resultado de un proceso que comenzó en 2018. Desde esa fecha la Comisión escuchó directamente a cerca de 30.000 personas.

La Comisión de la Verdad presentó al país su informe final este martes, en una fecha histórica. Su contenido es de miles de páginas, 10 capítulos y múltiples recomendaciones. Estas últimas serán preservadas por siete personas que integran el Comité de Seguimiento y Monitoreo.

“Traemos un mensaje de esperanza y futuro para nuestra nación vulnerada y rota, verdades incómodas que desafían nuestra dignidad. Un mensaje para todos y todas como seres humanos, más allá de las opciones políticas, de las culturas y las creencias religiosas, de las etnias y de los géneros”, dijo el presidente de la Comisión, Francisco de Roux, en la ceremonia de entrega.

El informe es el resultado de un proceso que comenzó en noviembre de 2018. Desde esa fecha hasta hoy la Comisión escuchó directamente a cerca de 30.000 personas. Esto a partir de la recolección de cerca de 15.000 entrevistas individuales y colectivas, tanto en el territorio nacional como a los colombianos exiliados en 23 países. Lea: “¿Cómo nos atrevimos a permitir que pasara y a permitir que continúe?”: de Roux

Además, la Comisión realizó 14 Diálogos para la no continuidad y la no repetición del conflicto armado, 10 Reconocimientos (de responsables y de dignificación a víctimas), 17 Contribuciones a la verdad, entre las que se encuentran las de los expresidentes Ernesto Samper, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, entre otros.

Producto de lo anterior, la Comisión entregó una serie de recomendaciones que fueron construidas en diálogos amplios, plurales y participativos; reflejan la voz de cientos de comunidades de todo el territorio y son consideradas parte del legado que deja la Comisión para alentar los cambios necesarios para no repetir el pasado.

“Las recomendaciones que entregamos al país son una nueva apuesta por una paz grande, una paz completa, que permita que todos y todas tengamos garantizados nuestros derechos, seamos reconocidos en nuestra diversidad, y en la que el diálogo sea la herramienta principal para tramitar las diferencias y resolver los conflictos”, dice el informe. Lea y descargue aquí el Informe Final de la Comisión de la Verdad

Con este enfoque, la Comisión priorizó ocho temas a desarrollar en las recomendaciones: Construcción de paz como proyecto nacional; Víctimas; Régimen político y participación; Narcotráfico; Impunidad Seguridad; Paz territorial, Cultura para la paz y educación. Adicionalmente, se construyó una recomendación relacionada con la difusión y continuidad del legado de la Comisión.

Entre las recomendaciones más importantes se encuentran, por ejemplo: Avanzar en la construcción de paz como un Proyecto Nacional. Para tal fin, la Comisión recomienda honrar los compromisos asumidos en el Acuerdo Final de Paz, poner un fin definitivo a la confrontación armada, avanzar en la reincorporación social y económica de los integrantes de las FARC con garantías de seguridad; retomar los diálogos de paz con el ELN y crear dentro del Gobierno un ministerio que lidere los asuntos de paz, reconciliación, atención a víctimas y reintegración.

La Comisión recomienda además garantizar la reparación integral, la construcción de memoria, la rehabilitación y el reconocimiento de la dignidad de las víctimas y de responsabilidades.

Además, la Comisión recomienda crear un pacto político nacional entre todos los sectores de la sociedad para promover diálogos locales y regionales que incentiven la participación de los diversos sectores sobre los intereses y el rol que estos han desempeñado en el conflicto armado, y rechazar definitivamente la violencia como medio de resolución de conflictos.

Entre las recomendaciones, la Comisión también recomienda una reforma política a mediano plazo, que tenga en cuenta las propuestas realizadas por la Misión Especial Electoral creada en el marco de la implementación del Acuerdo de Paz. Lea también: “La verdad tiene un sentido que no es la venganza”: Gustavo Petro

Para enfrentar los impactos del narcotráfico y la política de drogas, que han sido un factor de persistencia del conflicto y de la violencia en Colombia, además de ser el más grande obstáculo para avanzar en la construcción de paz, la Comisión recomienda un cambio sustancial en esta política en el mediano plazo, lo que quiere decir la regulación del mercado de drogas.

“Este debe estar acompañado de medidas inmediatas, basadas en un enfoque de derechos humanos, desarrollo sostenible y reducción del daño, que permitan enfrentar problemas estructurales como la desigualdad rural o el problema agrario y mitigar la violencia asociada al narcotráfico y a la política implementada para hacerle frente”, explica el informe. Lea: Críticas a Duque por faltar a la entrega del Informe de la Comisión de la Verdad

Bajo esta misma línea la Comisión también recomienda buscar un nuevo enfoque frente a los cultivos ilegales.

//EFE
//EFE

Con relación a la justicia, las recomendaciones se concentran en cuatro aspectos fundamentales para luchar contra la impunidad de las violaciones a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario, y del esclarecimiento de entramados de criminalidad. Estos son: La independencia de los entes encargados del esclarecimiento judicial; los ajustes de las metodologías de investigación; la creación de un mecanismo independiente de apoyo a la investigación; y la limitación de la extradición para garantizar la satisfacción de los derechos de las víctimas.

Comité de seguimiento

Es importante tener en cuenta que, aunque estas recomendaciones están basadas en los hallazgos y buscan hacer un llamado a la sociedad, al Estado y a la comunidad internacional para crear condiciones y compromisos que eviten la continuación y la repetición del conflicto armado, no son de obligatorio cumplimiento por parte del Estado. Le interesa: Video: presentación del Informe Final de la Comisión de la Verdad

Por esta razón, para hacerle seguimiento y monitoreo a la implementación de estas propuestas se creó un comité de siete personas elegidas por los comisionados por su compromiso e idoneidad, quienes han aceptado cumplir esta misión durante los próximos siete años.

Según lo contemplado, luego del periodo de siete años de funcionamiento del Comité, el archivo que dejará esta instancia, con sus reportes semestrales y las observaciones finales, podrá ser traslado a la entidad depositaria del legado de la Comisión, o a aquella que se haya dispuesto legalmente durante el proceso que lleve a cabo esta instancia.




Más noticias