<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Paro armado del Eln generó el desplazamiento de casi 3.000 personas

Es el sexto “paro armado” del año en el departamento que forma parte del Pacífico colombiano, que afecta a 20 comunidades afro e indígenas.

Al menos 2.900 personas de una zona rural del departamento del Chocó se desplazaron y confinaron por un “paro armado” decretado por el Ejército de Liberación Nacional (Eln) y los combates entre esta guerrilla y las paramilitares Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc), alertó este martes la Defensoría del Pueblo.

“No pueden utilizar el río Baudó ni los acostumbrados afluentes para llegar hasta sus cultivos, prácticamente su único medio de sustento, es una situación humanitaria que completa más de 48 horas, lo cual agrava y vulnera sus derechos fundamentales”, aseguró el defensor del pueblo, Carlos Camargo, en un comunicado. Lea aquí: ¡Atención! Minsalud reportó casi 80 mil casos en lo que va del 2023

Es el sexto “paro armado” del año en el departamento que forma parte del Pacífico colombiano promovido por el grupo alzado en armas, que afecta a 20 comunidades afro e indígenas.

En los “paros armados” las guerrillas restringen el desplazamiento de vehículos por carreteras y la movilidad de las personas, amenazando con ataques, y solo permiten el paso de ambulancias, vehículos fúnebres y misiones humanitarias, lo que hace que en varios pueblos escasean alimentos y otros productos. Lea aquí: Procuraduría pide a la JEP la expulsión del coronel (r) Robinson González

El Eln, que desde el año pasado mantiene conversaciones de paz con el Gobierno de Colombia y tiene vigente un cese el fuego, promueve un “paro armado” de 72 horas que, según la Defensoría, obligó al confinamiento y desplazamiento de 714 núcleos familiares (2.893 personas) en la zona norte rural del municipio del Alto Baudó.

El nuevo paro armado del Eln, sexto del año que “decreta” en el departamento, además de la actuación de otros grupos armados ilegales, incluido el Clan del Golfo, ha desencadenado en lo que va de este 2023 cuatro eventos de confinamientos masivos, además de algunos desplazamientos.

“Necesitamos que las autoridades nacionales, departamentales y locales atiendan lo que ahora mismo está sucediendo. Las comunidades no pueden seguir viendo vulnerados sus derechos por la no atención y respuestas tardías de las instituciones públicas”, enfatizó el defensor del pueblo al referirse al “paro armado” del ELN que comenzó el domingo pasado.

Más noticias