<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Otra vez la vía al Llano está cerrada: hay deslizamientos

En este momento las condiciones para transitar por esta carretera nacional no son seguras.

Este jueves, 24 de agosto, la vía al Llano amaneció cerrada otra vez. Luego de que el Gobierno y las autoridades acordaran con la comunidad de Guayabetal levantar la protesta que mantenía en esta carretera, la fuerte lluvia que cayó en esa zona del país provocó deslizamientos en esta vía nacional.

Los nuevos derrumbes y caída de rocas se presentan en los kilómetros 58 y en el 56+900, según dio a conocer el concesionario encargado de la vía, Coviandina SAS. Lea aquí: Atención: Protesta impide reabrir la vía al Llano

Coviandina aseguró que, si bien las autoridades comenzaron con la remoción de escombros para habilitar la vía, hasta el momento, las condiciones para transitar por esta carretera no son seguras.

El cierre de esta vía tiene afectados principalmente a los conductores que transitan de Bogotá a Villavicencio y viceversa. Por eso, según las autoridades, a esta hora hay manifestaciones por parte de la comunidad de Guacapate y algunos conductores, entre ellos, taxistas, para que se intervenga y vuelva a abrir lo más pronto posible esta vía. Le puede interesar: Por emergencia habilitan más vuelos para conectar Villavicencio y Bogotá

Para Adán Pérez, portavoz de los afectados y habitantes de Guayabetal, las medidas como barreras no han sido lo suficientemente efectivas para resistir los impactos de los deslizamientos y rocas, lo cual ha aumentado el temor en la comunidad.

“Es inadmisible que un plan de contingencia proveniente de una concesión nos presente esta suerte de juguete. Basta con percatarse del tamaño de las rocas para comprender que dicha barricada jamás logrará contenerlas. Este es el motivo de nuestra indignación como habitantes de Guayabetal”, afirmó el vocero Pérez en Blu Radio.

En los últimos días ha sido difícil mantener la vía al Llano abierta, ya que debido a los sismos de las últimas semanas, como el de 6.1 con epicentro en El Calvario, Meta, las protestas y las fuertes lluvias, la vía se continúa viendo afectada.

Más noticias