<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Lanzan advertencia: “Alzas en tarifas de energía serán mayores en 2023”

Las cámaras de comercio y los gremios de la región Caribe emitieron un comunicado este lunes, en el que explicaron por qué no se reducirían las tarifas.

Ante la crisis social y económica que sufre la región Caribe por las tarifas de energía eléctrica, las cámaras de comercio y los gremios de la región se pronunciaron este lunes, advirtiendo que estas no se reducirían en noviembre como lo ha dicho el Gobierno nacional sino que, por el contrario, las “alzas desmedidas serán mayores”. Lea: Las medidas del gobierno de Petro por alzas en tarifas de energía

A través de un comunicado, las Cámaras de Comercio de Barranquilla, Guajira, San Andrés, Santa Marta, Sincelejo y Valledupar, así como los comités intergremiales de Atlántico, Cesar y Magdalena, recordaron que “el alto costo de la energía eléctrica en la región Caribe se debe a decisiones regulatorias establecidas en las resoluciones CREG 010 de 2020, CREG 188 de 2020 y CREG 024 de 2021”.

(Le puede interesar: ¡Por fin hubo acuerdo!: en noviembre bajarán tarifas de energía)

Además, que “el modelo creado por el esquema singular y temporal definido por la CREG para la región Caribe le reconoce a los operadores de red las pérdidas por fraude, con lo cual se aparta del criterio de eficiencia establecido en la Ley 142 de 1994 para definir la fórmula de fijación de las tarifas, tal como lo advierte el reciente estudio de Fundesarrollo y Frontier Economics”.

“Dicho esquema se basa en el costo de servicio y altas tarifas para garantizar la sostenibilidad de los operadores de red. Ello incluyó aplicar cargos retrospectivos cobrados desde el momento de su solicitud y no, como es natural, al momento de su aprobación, con lo cual se viola el derecho de los consumidores de conocer el valor del servicio al momento de usarlo”, explicaron.

Las inversiones se reconocen desde la aprobación del plan respectivo y no desde su materialización, lo que hace que su financiación la asuman los usuarios anticipadamente con alzas en las tarifas”.

Cámaras de comercio y los gremios del Caribe.

Las cámaras de comercio y los gremios de la región manifestaron que debido a que “como dice el citado estudio, los operadores de red deben recuperar las inversiones mediante incrementos tarifarios, era necesario primero mejorar la calidad del servicio, con financiación del Estado o de los nuevos operadores, y bajar las pérdidas antes de aplicar las alzas en el costo del servicio”.

Y advirtieron: “Las resoluciones más recientemente divulgadas por la CREG no redundarán en la reducción de tarifas en el Caribe porque mantienen el reconocimiento de las pérdidas por fraude, el componente que más pesa en el aumento del costo del servicio en esta región. Se limitan a diferir en el tiempo una fracción de las alzas, que finalmente los usuarios pagaremos con intereses”. Lea: Resoluciones de la CREG sólo bajarían 1% la factura de energía

“Desconocen con ello la responsabilidad del Estado en la crisis que sufre la región Caribe al no haber ejercido una adecuada supervisión del sistema para que se modernizara la infraestructura de distribución, no haber intervenido a tiempo a Electricaribe, y haber prolongado este proceso”, agregaron. Lea: Esto dicen los alcaldes sobre anuncio de recibos de luz más baratos

¿Alzas desmedidas?

Para las cámaras de comercio y los gremios de la región, “las alzas desmedidas en las tarifas serán mayores a partir de enero de 2023, cuando los usuarios vuelvan a pagar el costo pleno del servicio más la financiación de la reducción que se aplicó para los últimos meses de 2022”.

“Ello con el agravante de que, como se proyecta, también subirá el costo de generación por la reducción de los embalses de las hidroeléctricas debido a la temporada de clima seco, y se incrementará el precio del gas utilizado por las termoeléctricas, por coyunturas internacionales”, señalaron.

Sin embargo, resaltaron que el régimen especial establecido por la CREG para la región Caribe se puede desmontar haciendo uso del artículo 126 de la Ley 142, el cual establece que “Las fórmulas tarifarias tendrán una vigencia de cinco años, salvo que antes haya acuerdo entre la empresa de servicios públicos y la comisiónpara modificarlas... Excepcionalmente podrán modificarse en cualquier tiempo, de oficio o a petición de parte, cuando sea evidente que se cometieron graves errores en su cálculo, se lesionan injustamente los intereses de los usuarios o de la empresa...”.

“La sostenibilidad del modelo de gestión y el modelo regulatorio está en entredicho por los cambios que se han aplicado en ellos, dadas las alzas tarifarias que superan la capacidad de pago de los usuarios y los efectos que éstas tienen sobre la economía y la población de la región Caribe, como bien lo destaca el estudio de Fundesarrollo y Frontier Economics”, apuntaron en el comunicado.

Allí también recalcaron que “el mayor costo unitario de la energía afecta la productividad de las empresas de la región Caribe, y comienza a provocar el aplazamiento o el éxodo de sus programas de expansión y de contratación de personal, y el freno de nuevas inversiones”.

Las cámaras de comercio y los gremios de la región le reiteraron al Gobierno nacional la necesidad de analizarla en detalle y con una visión integral el alza excesiva en las tarifas de energía eléctrica en la región Caribe, de manera que entienda sus causas y su real dimensión, para que con base en ello se tomen oportunas decisiones.

Lea el comunicado completo aquí:




Más noticias