<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¡Insólito! Una gallina puso un huevo doble: ¿Cómo lo hizo?

Ocurrió en la vereda El Llano y ambos huevos venían completos, con clara y yema.

¿Qué tan grande tiene que ser una gallina para poner un huevo de 190 gramos? Creería uno que muy grande, pero en Santa Elena, en la vereda El Llano, lo hizo una gallina común y corriente.

Fue una sorpresa para todos, por lo que la familia Soto Hernández preparó su cámara para documentar lo que sus ojos estaban viendo: un huevo enorme, de 190 gramos, que tenía una parte blandita y que, además, tenía otro huevo completo, de tamaño promedio, adentro.

Es normal que los huevos no sean todos iguales, sobre todo cuando se trata de gallinas orgánicas, naturales: los hay de doble yema, de colores, con pecas, grandes y pequeños, pero este huevo de la familia Soto Hernández es toda una rareza.

En el video se ve el gran huevo de superficie blanda y a una mujer, la señora Fanny Hernández, abriéndolo con cuidado para no dañar la forma. En una sartén vierten el contenido de ese primer huevo y, para sorpresa de todos, sale la yema y la clara completas.

Luego, cae también el segundo huevo que, además, no era pequeño, sino de un tamaño promedio o, tal vez incluso un poco más grande. Ese segundo huevo también estaba completo.

Ahora ese huevo, que encontraron el 13 de junio de este año y que tenía 190 gramos, porque ellos lo pesaron, podría ser una pieza de colección, una rareza.

Este es el video.

¿Qué pudo pasar?

No es común. EL COLOMBIANO consultó con algunos expertos en genética y zoología y no se logró determinar de qué se trató.

¿La razón por la que no hay claridad? Es un caso aislado que no es común y que no está muy registrado en la literatura científica, aunque sí está claro que no es la primera vez. Este mismo fenómeno se ha registrado en otras partes del mundo.

Para poder dar una explicación precisa, dijeron los expertos, necesitarían tener acceso a este huevo en particular y a la gallina y hacer algunos análisis. Podría ser un factor nutricional, fisiológico o genético.

En una búsqueda rápida de internet explican que puede ser porque una gallina no ha expulsado un huevo cuando ya está formando el siguiente, entonces se fusionan, y que ambos podrían comerse sin ningún riesgo para la salud.

Otras anomalías más frecuentes son encontrar dos o más yemas, que se da cuando la gallina genera dos óvulos al mismo tiempo, encontrar coágulos de sangre o huevos con manchas en la cáscara.

En un video de New Scientist, explican que mientras el huevo se está desarrollando y siendo pujado por la gallina, una serie de contracciones extrañas pueden ocurrir que pueden empujar un huevo que ya se está desarrollando de nuevo hacia el saco de desarrollo donde se están preparando los demás.




Más noticias