<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Fue al médico con dolor de estómago y terminó en una sala de parto

Yenifer Londoño dio a luz a su tercer hijo, pero aún no se explica por qué nunca experimentó los síntomas.

Una joven de 29 años acudió al puesto de salud en el municipio de Bello (Antioquia) por un dolor de estómago. Sin embargo, ese día le dijeron que estaba embarazada y estaba lista para dar a luz.

La mujer relató su testimonio y aseguró que lo último que se imaginaba era estar embarazada, ya que durante todo ese período no había presentado ningún síntoma.

Lo recibo como una bendición y lo amo igual que mis otros hijos, pero fue algo que me generó incertidumbre porque no estábamos preparados para recibir al bebé”.

Yenifer Londoño

La mujer aseguró que se estaba cuidando con métodos anticonceptivos, y actualmente estaba trabajando de manera normal y sin ningún tipo de malestar.

“Yo me cuidaba con el método de la inyección. Yo no sentí nada, siempre estaba igual”, indicó la mujer.

Este caso conmocionó a los médicos y pobladores de Bello.

El pequeño milagro fue bautizado como Tomás, quien nació con 2.620 gramos de peso y aunque no nació a los 9 meses de gestación, está sano y salvo.

El ginecólogo David Giraldo Cardona dio sus declaraciones a los médicos. Desde su experiencia en partos, comentó que este era un caso muy raro, pero que este tipo de cosas si podían pasar.

“Hay ciertas características de pacientes como la diabetes, con obesidad mórbida, hipotiroideas con masa muscular y masa corporal muy altas, en las cuales es posible que no se sienta el embarazo hasta que este lleve adelantado muchas semanas”, detalló.




Más noticias