<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Fiscalía pide legalizar captura del hombre que asesinó a su hijo en Melgar

Gabriel Enrique González es señalado de ser el presunto asesino de su hijo de tan solo cinco años en un hotel.

A esta hora la Fiscalía pide ante el Juzgado Primero Promiscuo Municipal de Nilo, Cundinamarca, legalizar la captura en contra de Gabriel Enrique González, presunto asesino de su hijo de tan solo cinco años de edad y quien fue hallado muerto en un hotel de Melgar, Tolima. Lea: “Debía tomar terapias psicológicas”: mamá del niño asesinado por su papá

Durante la audiencia la Fiscalía ha indicado que al momento de la captura a Gabriel Enrique González le fueron halladas las llaves de la habitación 205, la factura del hotel y un celular.

González fue capturado horas después del crimen gracias al plan candado decretado por las autoridades en una vía que conduce de Girardot a Melgar. Lea: ¡Increíble! Presunto asesino de su hijo habría sobornado a las autoridades

Las autoridades informaron también que, al ser detenido, González presuntamente habría intentado sobornar a los funcionarios que lo detuvieron.

CRIMEN

Según versiones preliminares, González le habría confesado a su expareja el asesinato de su hijo de tan solo cinco años de edad, mediante un mensaje de WhatsApp. “Hora fallecimiento 3:55 am asfixia (sic) mecánica no sufrió. Ahora si puedes disfrutar sola con Edilson y Wesly sin Tricitico ni mucho menos yo. Felicidades”.

El motivo del crimen era vengarse por tener una nueva pareja. “Ahí está claro o el Chunco o Gabriel Esteban. Ud escogió al campesino”, le dice.

Además de estos mensajes escritos, Gabriel Enrique le habría enviado una foto del menor muerto.

De acuerdo con versiones preliminares, el menor había salido con su padre el pasado fin de semana, porque estaban separados y era su turno de compartir con él.

Lo recogió en la casa de su madre, entró al baño y luego se lo llevó a una reunión familiar, pero nunca lo llevó de vuelta.

Según versiones preliminares, este le avisó horas después a su exesposa que había dejado una memoria USB en el baño de su casa. En esta le reclamaba por cosas que habían pasado durante la relación y le anunciaba que su hijo moriría.

Con este mensaje, la madre desesperada acudió a las autoridades, pero fue demasiado tarde, tan solo unas horas después Gabriel Enrique le envió el mensaje que confirmó el asesinato de su propio hijo.




Más noticias