<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

EPM construye acueducto inteligente en un corregimiento de Antioquia

Este se construye en el corregimiento de Sucre y busca proveer de agua potable a los municipios aledaños de manera ecosostenible.

Con el apoyo de la filial Aguas Regionales y la participación de la firma Telemetrik, una empresa de su fondo de inversiones, Empresas Públicas de Medellín (EPM) implementa un nuevo modelo de operación en el acueducto del corregimiento de Sucre, municipio de Olaya, en el Occidente antioqueño, denominado acueducto inteligente, con tecnologías de bajo costo para la transformación ecoeficiente de los recursos naturales de la región.

A través de este nuevo modelo se consolidó un servicio de monitoreo y control remoto y centralizado, para la prestación y gestión óptima del acueducto en este territorio, soportado a través de energías limpias para su funcionamiento y el desarrollo de analítica de datos para generar mayor valor en la información.

El Gerente General y líder del Grupo EPM, Álvaro Guillermo Rendón López, indicó que “con este piloto, que se desarrolla en el corregimiento de Sucre, a 65 kilómetros de Medellín, buscamos monitorear en línea y en tiempo real por medio de sistemas de instrumentación y telemetría, las principales variables del acueducto del corregimiento para la toma oportuna de acciones que conlleven al mejoramiento continuo del servicio en continuidad, cantidad y calidad, siempre pensando en contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor”.

Resultados obtenidos

Hasta el momento, la implementación del primer acueducto inteligente le ha permitido a la empresa el autoabastecimiento de energía con sistemas fotovoltaicos para la planta de potabilización y para la alimentación de estaciones de monitoreo en las redes de distribución del acueducto, la medición y control del caudal concesionado, obtenido de la fuente de agua natural La Tahamí, el control de presiones para la reducción de las pérdidas técnicas y para mejorar la prestación del servicio en puntos críticos de baja presión.

La innovadora iniciativa también ha posibilitado el control de la dosificación de hipoclorito en la planta, en forma automática, para el control del cloro residual en la red, la prestación del servicio de acueducto basado en información continua y actualizada de la planta y la red, para la toma de decisiones oportunas y costo eficientes y la utilización de comunicación IOT (LoRa) para llevar los datos desde las estaciones de medición (planta, estación de regulación, estación de calidad y puntos críticos, entre otros) hasta el sistema central de procesamiento y gestión.

Segunda etapa

Actualmente está en trámite la segunda etapa del proyecto, que implica tecnologías de medición y analítica de los consumos de los clientes; conocido como lectura automática de medidores (AMR) y la utilización de una planta automática de ultrafiltración para la potabilización, con elementos claves como modularidad, bajo volumen y bajo peso, que las habilita para la prestación de servicios de acueducto en forma distribuida y de alta calidad.

Más noticias