<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Diez indígenas han fallecido durante los meses de asentamiento en Bogotá

En el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado en Colombia, la comunidad realizó un acto simbólico.

Se cumplen siete meses desde que cientos de miembros de comunidades indígenas, principalmente Embera provenientes de Cauca, Chocó y Risaralda, llegaron a Bogotá en busca de protección estatal luego de ser desplazados de sus territorios por el conflicto armado.

Desde septiembre del año pasado los indígenas, en mayoría mujeres y niños, permanecen en condiciones precarias en el emblemático Parque Nacional. Actualmente, en el lugar hay al menos 1.500 personas que conforman más de 500 familias, según datos oficiales de la Alcaldía de Bogotá. Lea aquí: Indígenas en el parque Nacional, un problema que se salió de control

Hoy, en el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas del Conflicto Armado en Colombia, la comunidad realizó en el lugar un acto simbólico de siembra a las 10 personas que han fallecido desde que llegaron a la ciudad. Afirmaron que cinco niños y niñas han fallecido por causas asociadas a la desnutrición.

Apropiados del Parque Nacional, la comunidad indígena pide que se les garantice un retorno seguro a sus territorios. Aseguran que hoy no tiene opción de retorno ni posibilidad de vivir dignamente en la capital del país.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Sin embargo, la Alcaldesa de Bogotá ha señalado que reiteradamente les han ofrecido albergues más adecuados mientras se logra organizar su retorno seguro y con plenas garantías, pero la comunidad no los ha querido aceptar.

Cabe señalar que la mayoría de los lugares ofrecidos por el Distrito corresponden a coliseos deportivos, a los cuales la comunidad indígena no está dispuesta a trasladarse. Solicitan albergues aptos para habitabilidad de al menos 1.500 personas, según dijeron en una rueda de prensa ofrecida esta semana medios de comunicación. Lea: Indígenas desplazados denuncian excesos policiales en Bogotá

La permanencia en el Parque Nacional ha generado varias tensiones entre los indígenas y la fuerza pública. El más reciente sucedió en la noche del pasado miércoles cuando la comunidad decidió bloquear el tráfico de la calle séptima durante al menos tres horas como señal de protesta. La Policía intervino el lugar con fuerza especial y elementos antidisturbios, mientras los indígenas se defendieron con piedras, ladrillos y objetos contundentes lanzados como dardos.

El enfrentamiento de la fuerza pública y de los manifestantes, dejó al menos al menos 24 miembros de la comunidad indígena heridos, entre ellos cinco niños y niñas y tres mujeres embarazadas, así como a siete uniformados, según el balance tanto de las autoridades indígenas como de la Policía. Siga leyendo: 7 policías heridos en enfrentamiento con indígenas en el parque Nacional




Más noticias