<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Como un “sancocho de simbolismos” calificó Sergio Fajardo al gobierno Petro

El excandidato presidencial en un escrito señala que en la nueva administración la gran sacrificada ha sido la lucha contra la corrupción. Destaca la labor del ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo.

Luego de tres meses de la elección de Gustavo Petro como presidente de Colombia, el excandidato Sergio Fajardo hizo fuertes cuestionamientos a la nueva administración del país.

En un escrito, el dirigente antioqueño asegura que “Crecen el desorden y la incertidumbre. Cada día tenemos una “propuesta sorpresa” del presidente y la polarización se vislumbra. Se puede corregir pero no olvidemos: “toda situación puede empeorar.”

En el documento el catedrático indica que “Estamos ante un sancocho de simbolismos, sin liderazgos ni prioridades claras, con anuncios rimbombantes pero carentes de rigor”.

Señala Fajardo que la lucha contra la corrupción ha sido la gran perjudicada en este inicio de mandato, pues si bien las encuestas la mencionan como la preocupación nacional, para Fajardo es claro que “no se menciona por lado alguno”.

Desde que Petro fue electo presidente el pasado 19 de junio el dirigente antioqueño ha sido un crítico permanente de su gobierno y aseguró que quienes lo acompañan en la coalición en el Congreso, indica que no habrá “la más mínima posibilidad de hacer un acuerdo nacional para luchar, en serio y a fondo, contra la corrupción. Supuestamente ese es el ‘sapo que toca tragarse’ para lograr el cambio”, señaló el excandidato.

Según el exalcalde de Medellín, el país se vio envuelto en un optimismo luego de la foto de Petro con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, pero esa esperanza surgida por ese momento se ha ido diluyendo con el paso de los días.

Al referirse al tema de la paz social calificó esta iniciativa como un enredo con pocos avances y sin claridad de trabajo.

Destacó la labor del ministro de Hacienda José Antonio Ocampo, al que calificó como un ejemplo de serenidad y liderazgo, dos temas que se necesitan para sacar adelante un proyecto de ley tan importante como la reforma tributaria.

Muestra de ello es cómo Ocampo se ha reunido con todas las partes interesadas, para sólo presentar la propuesta impositiva sino para escuchar las opiniones haciendo honor a la democracia.




Más noticias