<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Colombia prohíbe toda forma de castigo físico contra menores

Chancletazos, correazos, cachetadas y cualquier otro golpe para “corregir” a un menor quedaron prohibido en el país luego que el Senado aprobó el proyecto de Ley 320.

El Senado de la República de Colombia aprobó el proyecto de Ley 320, “por medio del cual se prohíbe el uso del castigo físico o cualquier tipo de violencia como método de corrección, contra los niños, niñas y adolescentes y se dictan otras disposiciones”.

Desde la Sociedad Colombiana de Pediatría apoyan esta aprobación y añaden que: “Castigar físicamente a los niños es un abuso y un atropello a su integridad. Nuestra labor como padres no es la de domesticar sino la de educar a los hijos y la disciplina debe ser una enseñanza para tal fin. Desventajas de la utilización del castigo físico”.

La educadora familiar Ángela Marulanda enumera algunas de las desventajas que acompañan esta práctica aversiva:

- No promueve remordimiento sino resentimiento.

- No promueve respeto sino desprecio.

-No promueve admiración sino temor.

- No promueve deseos de enmendarse sino deseos de vengarse.

- No promueve colaboración sino hostilidad.

Golpear a los niñs deteriora la relación padres-hijo, pues va generando en los hijos sentimientos encontrados de desprecio y resentimiento mezclados con el amor. Asimismo, es mal ejemplo y es un eslabón importante en la transmisión intergeneracional de la violencia.

Por otro lado, puede causar lesiones graves como producto de un comportamiento impulsivo de los padres y produce afectación emocional de los niños y de los padres




Más noticias