<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Ángelo Figueroa: el hombre que falleció en accidente de Jaguar en Bucaramanga

‘Mi Ángel’ como lo llamaban sus amigos, sería una persona alegre, carismática y siempre estaba disponible para quien lo necesitara.

No se sabe a ciencia cierta cómo Ángelo Figueroa Torres terminó sin vida debajo del carro que conducía. Algunos aseguran que se salió por el panorámico otros que habría salido ‘disparado’ por la claraboya luego de chocar de manera descomunal contra un poste y una piedra cuando bajaba por la Terminal de Transporte de Bucaramanga.

El trágico accidente se registró ayer al mediodía, cincuenta metros antes de llegar al Puente El Bueno. Ángelo, de 32 años, fue la única víctima fatal. Otras cuatro personas resultaron con heridas y todas tuvieron que ser trasladadas a centros asistenciales. Una de ellas fue identificada como Vanesa Medina y era una de las acompañantes del empresario.

Luego de conocerse la terrible noticia, sus amigos y conocidos quedaron impactados y más cuando Ángelo se caracterizaba por su responsabilidad y generosidad.

“No era que fuera de rumbas, poco tomaba, pero si salía no manejaba o llamaba a uno de los escoltas para que manejara. Todos quedamos sorprendidos. No sabemos qué fue lo que pasó porque es inexplicable”, manifestó uno de sus allegados.

‘Mi Ángel’ como lo llamaban sus amigos, sería una persona alegre, carismática y siempre estaba disponible para quien lo necesitara. “Le gustaba siempre dar buenas propinas”.

Según se pudo conocer, Ángelo y su hermano tenían una empresa de organización de eventos y además se movían en la compra y venta de vehículos de alta gama. Actualmente tenían como 20 y el Jaguar azul de placas FQS- 230 de Medellín en el que iban sería uno de esos.

Actualmente estaba casado y tenía una hija de 3 años, quien era su adoración.

Fatal accidente

Por razones que aún no han sido establecidas, Ángelo perdió el control y tras chocar y pasar el separador golpeó una moto y un carro que se movilizaban en sentido contrario.

El carro en el que iba Ángelo quedó totalmente destruido.

“Nosotros íbamos subiendo para Provenza, cuando vimos que el carro azul se nos vino encima, venía dando botes, y menos mal no pasó nada. Apenas golpeó el carro de nosotros. A los muchachos de la motocicleta sí los golpeó el poste que derrumbó el mismo carro azul”, contó uno de los conductores que vio el accidente.

Sin embargo, después del nefasto hecho, algunos indolentes se acercaron a la escena para hurtar las pertenencias de la víctima y las lesionadas.




Más noticias