<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Abren nuevas investigaciones por irregularidades en Alcaldía de Medellín

Abrieron investigaciones contra la pagadora de caja menor y el contralor auxiliar de la Contraloría Distrital de Medellín.

La Procuraduría General de la Nación abrió investigaciones contra la pagadora de caja menor de la Alcaldía de Medellín, Gloria Patricia Agudelo, y el contralor auxiliar de la Contraloría Distrital de Medellín, Uriel Gómez Grisales, por presuntas irregularidades relacionadas con el manejo del fondo fijo reembolsable, una especie de caja menor creada para sufragar los gastos del alcalde en ejercicio de su rol.

Esto debido a denuncias de supuestos incumplimientos injustificados a las citaciones que le hiciera la comisión accidental del concejo municipal por parte de la abogada Agudelo, quien maneja la caja menor de la alcaldía, así como el inusitado incremento de sus bienes. Lea aquí: Al menos 50 familias desplazadas por combates entre Eln y disidencias en Cauca

Sobre el hecho, el ente de control busca establecer si Gloria Patricia Agudelo, quien maneja la caja menor de la Alcaldía, incurrió en falta disciplinaria por presuntas irregularidades en su actuar, al argumentar seis ausencias a una comisión accidental.

La Procuraduría también investiga el presunto incremento patrimonial de la señora Agudelo. Lea aquí: Familiares de víctimas de falsos positivos piden que se les deje vivir en paz

En lo que respecta al contralor, se le cuestiona la supuesta omisión de declarar un conflicto de intereses por estar vigilando una instancia del Gobierno local de la que antes dependió, así como su presunta falta de experiencia en auditoría.

Según las denuncias contra el contralor auxiliar, Uriel Gómez Grisales, fue denunciado porque a pesar de haberse desempeñado como subdirector Administrativo y Financiero del Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín, entre enero y septiembre de 2020, al posesionarse en la Contraloría de Medellín, en mayo de 2022, ya había pasado por cuatro roles sin declarar el conflicto de intereses al que estaría expuesto, por haber sido funcionario de la administración distrital de Medellín, y ahora, estar auditándola, según se lee en la nota periodística.

Entre los “desmanes cometidos con el dinero de esa especie de caja menor”, la denuncia de un medio local citó que esos recursos “se estarían gastando en antojos cotidianos como helados, empanadas, buñuelos, pero también en flores, comidas en los restaurantes más caros de la ciudad y hasta veterinarias”, cuyo “gasto promedio mensual en el último año ha pasado de los $ 26 millones”.

Más noticias