<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¡De lado, pero alunizó! Primeras fotos de la sonda japonesa en la Luna

La nave SLIM se estableció a 55 metros de su objetivo y los ingenieros descifraron que se debió a una falla en su motor principal.

La agencia espacial japonesa, Jaxa, publicó la primera imagen de su aterrizador Slim en la superficie lunar, tomada a distancia por uno de los dos pequeños rover que viajaron a bordo conocido como el robot LEV-2, del tamaño de una pelota de tenis.

Lea: Esto halló la NASA al abrir por completo el cofre llegado de Bennu

La fotografía muestra el módulo de aterrizaje intacto en un pequeño ángulo sobre la superficie rocosa gris, con las pendientes lunares elevándose en segundo plano.

Esta posición complica que los rayos solares puedan recargar las baterías de la nave, y mantienen la incertidumbre sobre el futuro de la misión. Jaxa ha dicho que existe la “posibilidad” de que el sol termine alcanzando la nave y los rayos puedan producir energía.

Sin embargo, de esto dependerá que la nave sobreviva en estas condiciones, ya que según reconoció Shinichiro Sakai, responsable del módulo, Slim “no está diseñado para sobrevivir a una noche lunar”, que comenzará el próximo 1 de febrero. Antes de esa fecha la luz solar debería cambiar de dirección para ayudar a esta misión.

¡De lado, pero alunizó! Primeras fotos de la sonda japonesa en la Luna

Foto de la superficie lunar tomada por SLIM.

Slim (siglas en inglés de aterrizador inteligente para investigar la Luna), apodado “francotirador lunar”, aterrizó con éxito el 19 de enero cumpliendo el objetivo de hacerlo con un margen de precisión de 100 metros, a pesar de que en la última fase del descenso se detectó una “anomalía a bordo”, al parecer relacionada con el motor.

Concretamente tocó el suelo a 55 metros de su punto objetivo, situado en ‘Mare Nectaris’ que se encuentra a unos 15 grados al sur del ecuador lunar, según una actualización publicada en la web de la misión.

La cámara del módulo fue la encargada de tomar imágenes de baja resolución durante las 2 horas y media que estuvo operativa la nave. También envió datos de telemetría que les ayuda a los científicos a entender por qué la nave resultó en esta posición. Según la información, uno de los motores principales falló y aún así logró aterrizar a tan solo 55 metros de su objetivo final.

Según se confirmó tras el aterrizaje, Slim ha desplegado sus dos pequeños rovers, una pequeña tolva llamada LEV-1 y una nave con forma de bola conocida como LEV-2. (“LEV” es la abreviatura de “Vehículo de excursión lunar”). Estos pequeños robots fueron diseñados para desplegarse desde la nave nodriza, recopilar algunos datos propios y tomar fotografías.

Más noticias