<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Así es el megadrón que construirá la NASA para ir a Titán en 2028

Estados Unidos enviará al artefacto a la segunda luna más grande del sistema solar y que orbita a Saturno. Tiene ríos, lagos y mares de metano y etano.

La NASA autorizó el diseño y fabricación del Dragonfly, un dron de propulsión nuclear del tamaño de un automóvil destinado a explorar las arenas ricas en materia orgánica de la luna Titán de Saturno. Lea: Los científicos están preocupados por las extrañas luces que provoca SpaceX

A principios de este año, Dragonfly pasó todos los criterios de éxito de su Revisión de Diseño Preliminar y su fecha de preparación para el lanzamiento ha sido revisada para julio de 2028. Dragonfly, una misión única de la NASA a la superficie de otro mundo oceánico, está diseñada para investigar la compleja química que es precursora de la vida.

El vehículo, que construirá y operará el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins estará equipado con cámaras, sensores y muestreadores para examinar áreas de Titán, la gran luna de Saturno, que se sabe que contienen materiales orgánicos que pueden haberse mezclado previamente con agua líquida, ahora congelada sobre la superficie helada.

Según informa el APL en un comunicado, el equipo de Dragonfly ha logrado importantes avances técnicos, entre ellos: una progresión de pruebas de los sistemas de guía, navegación y control de Dragonfly sobre los desiertos de California que se asemejan a las dunas de Titán; múltiples pruebas de sistemas de vuelo en los exclusivos túneles de viento del Centro de Investigación Langley de la NASA; y ejecutar un modelo de módulo de aterrizaje instrumentado a gran escala mediante simulaciones de temperatura y presión atmosférica en la nueva Cámara Titán de 1.000 metros cúbicos de APL

Un mundo interesante

Explica el diario argentino La Nación que Titán es más grande que el planeta Mercurio y es la segunda luna más grande de nuestro sistema solar. La luna de Júpiter, Ganímedes, es un poco más grande (aproximadamente un 2 por ciento).

La atmósfera de Titán está compuesta principalmente de nitrógeno, como la de la Tierra, pero con una presión superficial un 50 por ciento mayor que la de la Tierra. Titán tiene nubes, lluvia, ríos, lagos y mares de hidrocarburos líquidos como metano y etano.

Según La Nación, los mares más grandes tienen cientos de pies de profundidad y cientos de kilómetros de ancho. Debajo de la gruesa corteza de hielo de Titán hay más líquido: un océano principalmente de agua en lugar de metano.

“El agua subterránea de Titán podría ser un lugar para albergar vida tal como la conocemos, mientras que sus lagos y mares de hidrocarburos líquidos en la superficie podrían albergar vida que utilice una química diferente a la que estamos acostumbrados, es decir, vida como aún no la conocemos”, precisó el medio argentino.

Más noticias