<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Alunización de SLIM: Japón coloca su sonda en órbita lunar

La agencia espacial japonesa confirmó la llegada de su sonda inteligente a la órbita lunar. Se espera que alunice el próximo 19 de enero.

La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) ha anunciado que su sonda SLIM (Smart Lander

for Investigating Moon) se insertó en la órbita lunar, para alunizar el 19 de enero en horario UTC. Lea: Regreso a la Luna: la NASA tiene nueva fecha

La maniobra culminó con éxito este 25 de diciembre a las 07.00 UTC. El cambio de órbita se realizó según lo previsto y la nave espacial se encuentra actualmente en condiciones normales y ha enviado imágenes a la Tierra.

La órbita lunar de SLIM consistirá en una órbita lunar elíptica que conectará los polos norte y sur de la Luna con un período de aproximadamente 6,4 horas y una altitud de unos 600 km en el punto más cercano a la Luna (perilunio) y 4.000 km en el más lejano (apolunio).

Desde ahora hasta mediados de enero de 2024, se bajará el punto de aproximación máxima y la órbita se ajustará a una órbita circular a una altitud de aproximadamente 600 km. Entonces el punto de perilunio descenderá y comenzarán los preparativos para el aterrizaje.

El 19 de enero, el punto de perilunio descenderá a una altitud de 15 km, y el descenso hacia la Luna comenzará alrededor de las 15.00 UTC del 19 de enero. El alunizaje en la superficie lunar está programado para alrededor de las 15.20 UTC.

Si el aterrizaje no se ejecuta en el momento mencionado anteriormente, se programará una próxima oportunidad alrededor del 16 de febrero de 2024.

Más detalles

Lanzada el 6 de septiembre desde el Centro Espacial Tanegashima, SLIM es la primera misión japonesa a la superficie lunar tiene como objetivo lograr un aterrizaje preciso con un margen de menos de 100 metros. En comparación, la precisión del módulo lunar Eagle del Apolo 11 era una elíptica que tenía 20 kilómetros de ancho en rango descendente y 5 kilómetros de ancho en rango cruzado.

En su descenso a la Luna, el módulo de reconocimiento reconocerá los cráteres lunares, utilizando la aplicación de tecnología de los sistemas de reconocimiento facial y determinará su ubicación actual utilizando datos de observación recopilados por el orbitador lunar SELENE.

Más noticias