<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Vigilante que murió en inspección de Nuevo Paraíso no tenía contrato

A Argemiro Martínez Rodelo se le había vencido el contrato un día antes de su muerte y seguía trabajando por “colaboración”.

En un tema preocupante se ha convertido la situación de los vigilantes de las instituciones educativas oficiales de Cartagena.

El pasado 6 de febrero fue encontrado el cuerpo sin vida del vigilante Argemiro Martínez Rodelo, adscrito a la Inspección de Policía Nuevo Paraíso, donde ejercía su labor. El hombre, quien habría fallecido por muerte natural, estaba “colaborando”, pues su contrato oficial se le había vencido el día anterior. (¿Qué le pasó? Hallan muerto a vigilante en inspección de Nuevo Paraíso)

Este hecho encendió nuevamente las alarmas de la Asociación de Guardas de Cartagena y Bolívar, pues la situación para ellos cada vez se torna más difícil, teniendo en cuenta que hace algunos días se conoció el recorte de más de 700 vigilantes para los colegios y sedes de la Alcaldía por falta de recursos del Distrito.

Eliud Meléndez Padilla, presidente de la Asociación de Guardas de Cartagena y Bolívar (ASOGUARMAC) se refirió al tema del fallecimiento del vigilante como ‘una crisis de nunca acabar’, refiriéndose también a los contratos. El fallecido cayó en el segundo recorte de personal de vigilancia que ordenó la Alcaldía, pero seguía colaborando.

“En administraciones anteriores y en esta se nos ha pedido que pese a no tener contratos sigamos en los puestos a modo de colaboración para de esa manera conservar el puesto en la nueva contratación. Eso fue lo que le pasó al compañero, sin embargo, no llegó a buen final y se presentó el lamentable suceso. Ahora nadie responde”, dijo Eliud Meléndez Padilla, presidente de la Asociación de Guardas de Cartagena y Bolívar (ASOGUARMAC).

Agregó que “la crisis está dejando a muchas familias en la calle por falta de empleos. Todos los años es lo mismo, siempre terminan con la simple respuesta de que no alcanza el presupuesto, que no es culpa de la administración, entre otras, que consideramos inoportunas porque repetidas veces hemos denunciado y sugerido el cambiar el modo de contratación”.

Para el gremio, las soluciones más convenientes para acabar con la incertidumbre de más de 700 familias por falta de empleos serían la vinculación directa, contratación por vigencias futuras por tres años, sin embargo, nunca ha existido la voluntad. (¿De 1600 a 900? Así está el tema de la vigilancia para los colegios en Cartagena)

No hay señales de nueva contratación

Así las cosas, Meléndez afirma que se avecina una nueva crisis en el servicio de vigilancia en instituciones educativas y demás dependencias de la Alcaldía, pues el contrato viejo se vence el 21 de febrero y todo indica que la nueva licitación está en “pañales”.

“Aún no existen las primeras señales de que se esté realizando gestión para la nueva contratación, ya que para que eso ocurra la Alcaldía debe enviar una carta de manifestación de interés a la Bolsa Mercantil, que es la entidad por la cual se realiza la compra del servicio y al parecer, el proceso de contratación con la Bolsa, que es el más rápido, se demora entre 35 a 40 días”, explicó.

Finalmente, el líder de ASOGUARMAC pidió al gobierno de William Dau que: “Sea serio y al Concejo que legisle para la ciudad, pues es evidente que no ha existido la voluntad de cambiar la manera de contratar esos servicios de aseo, vigilancia y PAE. Exigimos mejores condiciones laborales y trabajo digno”.

¿Qué se sabe del nuevo contrato?

El director de Apoyo Logístico, Didier Torres manifestó que ya la unidad de contratación tiene el pliego definitivo que será publicado esta misma semana, y una vez aprobado por un comité interno se publicará en la Bolsa Mercantil para que pueda ser adjudicado.

Se espera que el contrato esté listo dentro de los próximos 20 o 25 días. Además dijo que el nuevo contrato tendrá un avance en seguridad electrónica y herramientas tecnológicas, lo que permitirá a futuro bajar los costos por el servicio.

“El proceso va adelantado, será un contrato por todo el 2023. Los recursos, tal como lo prometió el alcalde William Dau, se aseguraron tanto para la vigilancia como para el PAE por todo el año, hasta el 31 de diciembre. El de vigilancia es un contrato que va a salir por unos 56 mil millones de pesos, ha habido un incremento en guardas porque también ha habido un aumento de instituciones educativas y por solicitud de la Secretaría de Educación hemos cubierto esas nuevas necesidades. La situación actual no es por falta de planificación, sino por la tramitología”, manifestó Didier Torres.

Más noticias