<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Víctimas y victimarios en busca de la reconciliación

Arrepentimiento, perdón y superación son los objetivos de vida de Uber Banquez y Abelardo Caicedo, exmiembros de grupos al margen de la ley.

La guerra que se ha vivido en Colombia por muchos años ha dejado centenares de víctimas, es un paño negro en medio de los colores vibrantes que representan al país.

Así como las víctimas, este conflicto también ha dejado personas que buscan reconciliarse tras las crueldades que hicieron en el pasado. Tal es el caso de Uber Banquez Márquez, conocido en el pasado por el alias de Juancho Dique; y Abelardo Caicedo Colorado, antes alias Solís Almeida. Los dos excombatientes contaron cómo son sus vidas tras desmovilizarse y cómo va su proceso con la Comisión de la Verdad.

Le puede interesar: Ex Farc y víctimas de Chalán, de frente en espacio de reconocimiento

Uber Bánquez es un exparamilitar del Bloque Héroes de los Montes de María del las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Cuando tenía 14 años vivía con su familia en Córdoba, departamento donde fue reclutado por las Farc. Años después fue parte de una “Convivir”, una cooperativa creada para prestar el servicio de vigilancia, pero en 1997 se volvió ilegal, siendo esta una de las organizaciones responsables de múltiples hechos de violencia que se vivieron en el país. Banquez es conocido por ser uno de los que propició la masacre de El Salado en febrero del 2000. En diferentes entrevistas para medios de comunicación ha manifestado ser el causante de 565 crímenes.

Por los múltiples delitos que cometió fue condenado a 40 años de prisión, de los cuales solo pagó 10 tras comprometerse a reparar de víctimas en medio del proceso con Justicia y Paz, obteniendo el beneficio de libertad condicional. Actualmente Uber hace parte de la Comisión de la Verdad, en donde participa en conversaciones con las víctimas del conflicto armado. Lea: Ex jefe de las Auc “Juancho Dique” pidió perdón a víctimas de Montes de María

“Este proceso para mí es muy importante, ya existen varios caminos. El administrativo, la Unidad de Víctimas; el jurídico, que es el de Justicia y Paz; y el extrajudicial, que es la Comisión de la Verdad. Yo siento que la extrajudicial tiene ese acercamiento donde uno puede ver a la víctima, eso para mí es gratificante, ya que el objetivo de esto es esperar el perdón de las personas afectadas”, dijo.

Banquez está próximo a graduarse de abogado en la Universidad de Santander. “Después de la desmovilización estudié la primaria, la secundaria, terminé administración de empresas agropecuarias y próximamente me graduaré de abogado. Eso para mí ha sido lo más impactante, es uno de los logros más altos que he alcanzado, ya que quiero ayudar a las víctimas del conflicto en Colombia y todas las personas que me pidan esa ayuda jurídica” manifestó.

Otro caso es el de Abelardo Caicedo Colorado, exmiembro de la guerrilla de las Farc. Es oriundo de Guarne, Antioquia. Siendo aún menor lo reclutaron para hacer parte de esta organización.

Antes de desmovilizarse hizo parte de múltiples organizaciones criminales, causando daño en la zona rural del país. Fueron 40 años los que este exguerrillero estuvo en grupos al margen de la ley. Actualmente está estudiando administración pública y está próximo a graduarse.

“Yo entré a las Farc cuando era menor de edad. Estuve 40 años en la guerrilla y no había tenido la oportunidad de estudiar. Cuando me desmovilicé, la Universidad Nacional nos hizo un examen de admisión y me dejaron en décimo, solo estudié un año para terminar el bachillerato. Después, hice las pruebas ICFES y las pasé. Inmediatamente me puse a estudiar administración pública y voy para el octavo semestre. Estoy esperando terminar la carrera para ponerme al servicio de mi comunidad”, finalizó Caicedo.

Comisión de la Verdad

A las 8 de la mañana del jueves 16 de junio pasado se realizó un encuentro entre varios excombatientes de los Montes de María y algunas de sus víctimas. La reunión se realizó para que estas personas dialogaran, con el fin de lograr la reconciliación entre víctimas del conflicto armado y sus victimarios. Lea aquí: Comisión de la Verdad ha aportado a la reconciliación en Sucre

“Es un bonito ejemplo de lo que puede hacer un grupo de hombres que en el pasado integró diferentes organizaciones armadas, exmiembros de diferentes guerrillas y de las Autodefensas Unidas de Colombia, para mirarse a los ojos con sus víctimas y, desde la humanidad, reconocerse como seres humanos que viven en un mismo territorio y reconocer que lo ocurrido fue muy grave y así empezar un camino juntos, para evitar que esto se repita”, dijo Ana María Ferrer, coordinadora en el Caribe de la Comisión de la Verdad.




Más noticias