<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Un mes de peligro en el Nuevo Bosque por culpa de una rejilla partida

Transeúntes y trabajadores de la zona afirman que el riesgo de accidentalidad es alto, y aunque hay una señalización improvisada, aún se registran accidentes.

Fue necesaria una grúa para sacar del hueco a una camioneta, cuyo conductor, confiado en que la vía estaba en buen estado, no logró divisarlo a tiempo y cayó en este. Motivo: desaparición de una rejilla. Lugar: semáforo de Ceballos, frente al CAI. Hora: mediodía. Consecuencia: daños graves al vehículo y un trancón descomunal.

El caso se registró el pasado 4 de mayo, pero no ha sido el único, pues según los trabajadores de la zona fueron varios los conductores desprevenidos que resultaron afectados en los primeros días del incidente, el cual ya completa cerca de un mes.

(Lea: Otra rejilla en la Pedro de Heredia convertida en una ‘trampa mortal’).

“Se fueron carros particulares y motos, como 10. Hubo varios heridos, pero ninguno de gravedad. A nosotros nos tocó actuar para evitar que siguieran los accidentes. Buscamos llantas viejas y palos y como pudimos hicimos una especie de señalización para advertir del peligro. Al principio fue traumático porque la gente no sabía del hueco, pero después se fueron acostumbrando y la accidentalidad bajó”, aseguró Roberto Jiménez, operador de un camión que surte de productos a un supermercado cercano.

La diagonal 30 del Nuevo Bosque es usada por cientos de conductores diariamente, ya que sirve para conectar con el norte y sur de Cartagena a través de la transversal 54.

La ciudadanía manifiesta que otro inconveniente derivado de la ausencia de la rejilla es la pésima movilidad en la zona, sobre todo en horas pico, ya que esa importante vía, que conecta con los dos sentidos de la transversal 54, queda reducida a solo dos carriles.

Humberto Martínez, conductor de una buseta de servicio público, aseguró que han aumentado los trancones, ya que el tiempo para cruzar el semáforo se ha duplicado en las últimas semanas.

(Lea: Asesinan a un hombre en el barrio La Esperanza).

Sobre esta situación, desde la Secretaría de Infraestructura del Distrito respondieron que tienen pleno conocimiento del riesgo en la zona y están muy atentos a su solución, razón por la cual ya hicieron una solicitud de fabricación de una rejilla para reemplazar la que se desprendió. Una vez esté lista, será instalada en el sitio. No obstante, no se tiene fecha exacta, pues ha habido retrasos a raíz de la escasez del acero.

¿Qué pasó?
En la zona nadie se atreve a decir con certeza qué motivó la desaparición de la rejilla, pues se cree que se hundió debido al paso constante de vehículos pesados, o que fue hurtada por habitantes de la calle. Lo que se da por cierto es que todo habría ocurrido de madrugada. La teoría del hurto despierta incredulidad, ya que justo al frente se encuentra un CAI de la Policía, en Ceballos.



Más noticias