<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Tras crimen de exmilitar, vecinos piden más presencia policial

El asesinato de un hombre la semana pasada en la avenida del Consulado, puso en evidencia la inseguridad que se vive en los barrios aledaños a esta zona.

El pasado 21 de abril, la ciudad se conmocionó con el asesinato de un hombre en aparente atraco en un punto de giros sobre la avenida del Consulado, a la altura de la urbanización Las Delicias.

Ese día, cinco balazos hicieron eco en la humanidad del exmilitar, quien al parecer tenía poco tiempo de haber salido de una entidad bancaria y adelantaba algunos pagos en ese lugar. El crimen, reprochable desde todo punto de vista, se tornó más insólito aún porque fue cometido por delincuentes a bordo de una motocicleta, quienes violaban la medida del no parrillero en Cartagena por motivos del COVID-19. (Lea: Joven de 29 años murió por coronavirus en Cartagena; van 21 fallecidos).

Sin embargo, ese no fue el único acto delictivo cometido ese día en esa misma zona. Residentes de Las Delicias, quienes pidieron mantener sus nombres en anonimato por seguridad, le afirmaron a este medio que ese mismo martes hubo varios atracos.

“La gente que transita por aquí se ha convertido en la caja menor de los bandidos, se han presentado varios hurtos. El día que mataron al señor a mediodía, ya habían robado a las 5:30 de la mañana a dos hombres que esperaban la ruta de su trabajo en un paradero, les quitaron los bolsos y los celulares. Después, a eso de las 9 de la mañana, atracaron a una muchacha que iba caminando por la cancha de arena que está al lado del centro comercial La Castellana”, manifestó un morador de Las Delicias.

Piden más rondas

En los días posteriores al crimen, según las personas consultadas, se ha visto mayor presencia de la Policía en esa zona ejerciendo controles, pero estos al parecer no son suficientes ni constantes. “Cuando empezaron a implementar el pico, cédula y género, hubo mujeres asaltadas por hombres que les caían de repente y se iban en motos. Les quitaban las carteras y hasta la comida que llevaban en algunas bolsas. Hay que tener más cuidado por esa parte de la cancha de arena porque eso allí permanece muy solitario, siempre ha sido solo y ahora con la cuarentena está peor”, declaró una residente.

No han puesto el CAI
Cabe recordar que esta zona de la avenida del Consulado ha sido una de las más golpeadas por la inseguridad en los últimos años, dado que ofrece a los delincuentes varias alternativas de escape. Los líderes comunales han hecho múltiples peticiones a las autoridades para que les instalen un CAI fijo, o al menos uno móvil, con el fin de mejorar la sensación de seguridad, pero hasta ahora no les han cumplido. En junio se cumplirán tres años del asesinato de un profesor del Sena, también en medio de un atraco, mientras esperaba transporte a la altura del barrio Tacarigua.

Más noticias