<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Territorio para todos: un programa para combatir el hambre en Cartagena

La disminución de la inseguridad alimentaria en los cordones de pobreza más robustos de la ciudad es la principal apuesta de dos entidades.

Cartagena continúa haciéndole frente a uno de los estragos más dramáticos de la pobreza: el hambre. Según la última encuesta virtual #MiVozMiCiudad, de Cartagena Cómo Vamos, el 53% de los encuestados en noviembre de 2021 dijo que él o algún miembro de su familia había comido menos de tres veces al día porque no había alimento.

(Lea: Natalia, una pequeña de las faldas de la Popa que requiere una vivienda digna)

La apuesta se traduce en buscar la fórmula para transformar el panorama de inseguridad alimentaria que viven cientos de familias cartageneras, la que ha sido la principal motivación para que personas y empresas se sigan uniendo en la lucha contra el hambre. Una de esas iniciativas es ‘Territorio para todos, contra el hambre’.

“Abrir más Ollas comunitarias significa reducir la preocupación de muchas madres cabeza de hogar que a veces no tienen cómo proveer de alimentos a sus hijos, significa optimizar los productos de forma tal que más personas puedan acceder al derecho a la alimentación. Somos la segunda ciudad más desigual de este país, tenemos comunidades que padecen del síndrome de hambre y desnutrición. Construir esa muralla contra el hambre sigue siendo un desafío para nuestra ciudad”, indicó el padre Elkin Mauricio Acevedo, director de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Cartagena.

Con ‘Territorio para todos, contra el hambre’ se espera abrir tres nuevas Ollas comunitarias en La María, El Pozón y el sector Zarabanda de Olaya Herrera, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida de 300 niños, niñas y adultos mayores. Meta que solo será posible con la suma de muchos a esta lucha.

“Este proyecto nace por el análisis que hacíamos de las cifras y el hambre en la ciudad, si bien hemos trabajado mucho en la entrega de paquetes alimentarios, aún hay tantas necesidades, que queríamos trabajar con niños y abuelitos, y a través de las parroquias pudimos comenzar esa labor de buscar voluntarios para sacar este proyecto adelante, y entregarles un plato balanceado, con todos los nutrientes”, explicó Sandra Rhenals, coordinadora del Banco de Alimentos de la Arquidiócesis de Cartagena.

En un año de operaciones, en las ollas comunitarias se han servido 32 mil platos de comida a 450 personas entre niños y niñas, y adultos mayores. Proceso que es posible de la mano de voluntarios como la señora Carmen Alicia Peña, que lidera la preparación y entrega de alimentos en Puerta de Hierro. “Llevo 16 años trabajando con los adultos mayores de la universidad, y debo decir que tener la oportunidad de poner un plato en la mesa de esta población es súper importante, es un gran alivio para esas familias”, aseguró la voluntaria.

“Desde Colectivo Traso hemos venido apoyando y liderando iniciativas que buscan mitigar la brecha de desigualdad en cuanto a seguridad alimentaria en la población cartagenera. Ponemos al servicio de todos aquellos que deseen aportar a esta causa nuestras plataformas digitales, que son un canal confiable para lograr que la ayuda llegue a quienes hoy lo necesitan. Junto a aliados que ya tienen un camino recorrido en este tema, como el Banco de Alimentos y la Arquidiócesis esperamos muy pronto materializar el propósito de abrir estas 3 nuevas ollas comunitarias”, precisó Alejandra Espinosa, directora ejecutiva de Colectivo Traso.

¿Dónde donar?

Para vincularse a esta iniciativa puede ingresar en: https://donaciones.colectivotraso.org/es/

Para más información: Francys Caballero, coordinadora de relacionamiento: fcaballero@colectivotraso.org.

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias