<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Sin chantajes: así puedes hablar con tu profesor para que te suba la nota

Con la vuelta a la presencialidad, la forma de decir las cosas ha cambiado un poco. Te damos recomendaciones para saber pedir las cosas.

Diciembre es sinónimo de alegría y tranquilidad, pues apresura el olor a comida de la casa, tradición y una gran cantidad de invitaciones a salir, ya que para nadie es un secreto que es uno de los meses con más eventualidades.

Sin embargo, para llegar a los “gozosos”, muchos estudiantes deben pasar por “los dolorosos”. Es decir, aprobar las asignaturas a fin de año, para evitar vivir con un cargo de conciencia durante las vacaciones.

Con la vuelta a la presencialidad la forma de decir las cosas ha cambiado un poco y la comunicación con los profesores ya no solo es cara a cara. En Cartagena la deserción académica retornó a los niveles de 2019 (subió respecto al 2020 y 2021), lo que confirma que el aumento de esta problemática respondió a la flexibilidad del trabajo en casa, sumado a la baja regularidad en la asistencia y atención a las actividades escolares, según indican los estudios de Cartagena Cómo Vamos.

(Lea también: ¿Te la tienen “montada”?: Diferencias entre un profesor malo y uno estricto)

Lo cierto es que ningún estudiante quiere perder el año. Entre finales de noviembre y principios de diciembre es donde empiezan las reclamaciones de notas, incluso hasta chantajes.

Sin chantajes: así puedes hablar con tu profesor para que te suba la nota

Uno de los más clásicos problemas es tener que hablar con un profesor para pedirle que revise las notas, ya que son seres humanos y puede que no se encuentren en sus mejores días.

En este sentido, no pedir las notas de la forma correcta o en el momento correcto puede jugar en contra tuya. Hoy te damos las mejores recomendaciones para saber pedir las cosas en un momento tan decisivo para tu vida académica.

No te digas mentiras, sé consciente antes de ir a reclamar

Antes de ir a hacer una reclamación debemos llenarnos de requisitos, buenas bases y suficientes argumentos. Por ello debemos detenernos y pensar: ¿de verdad vale la pena ir a reclamar? ¿Merezco que me revisen la nota? Si no hemos sido los más puntuales en las clases, pero tenemos los conocimientos pertinentes, es muy probable que tengamos buenos argumentos para reclamar.

Por ejemplo, podrías decirle lo siguiente: “Profe, la verdad es que yo falté a algunas de sus clases, pero me puse al día y tengo toda la preparación que se requiere para aprobar la asignatura. ¿Usted podría informarme cuáles son mis notas y cómo puedo hacer para mejorarlas y que no me perjudiquen?”.

Para el 2021 la matrícula privada en Cartagena se redujo ante las afectaciones económicas en los hogares tras la pandemia.

Recuerda que si has sido un estudiante “flojo”, lo mucho que conseguirás es hacerle perder tiempo al profesor, y esto le molestará hasta tal grado en que puede llegar a confrontarte y no tendrás los suficientes argumentos para responderle.

Piensa bien lo que vas a pedir y cómo lo vas a decir

No puedes ir de buenas a primeras a hablar con el profesor en un tono desafiante, y mucho menos dejándole un mensaje indirecto de que mereces una mejor nota de la que te puso. Hay que tener claro que él tiene su propia opinión, y con la tuya, dicha de buenas maneras, pueden sobrellevar la situación.

Sin chantajes: así puedes hablar con tu profesor para que te suba la nota

Cuando pidamos una cita, no indiquemos solo que queremos revisar nuestra nota, sino que además queremos saber cómo mejorar nuestra calificación, de esta manera estamos demostrando interés y esfuerzo en su asignatura, no solo por una nota alta.

Y ni se te ocurra decir “a fulano si le puso tal nota y a mí no”, porque podría desencadenar un descontento. Expliquemos a nuestro profesor que estamos preocupados, que queremos mejorar, pero sin llegar a compararnos con otro compañero, ya que estos no tienen nada que ver con nuestro trabajo.

Los canales más correctos para hablar con un profesor

Hay que ser muy prudentes, lo que significa que debes entender que tu profesor tiene horarios. Si la abordas o confrontas para corregir una nota un fin de semana o muy tarde de la noche, lo más probable es que te ignore o no te responda de la mejor manera.

(Lea también: Resultados Icfes ya están disponibles, así puedes consultarlos)

Debemos usar los canales que el profesor haya establecido para intercambiar mensajes, sea por correo electrónico o por teléfono. Basta con enviar un mensaje con nuestra petición, aclarando que nuestro trabajo debió ser calificado de forma más favorable.

Cartagena fue la cuarta ciudad con resultados más bajos en las Pruebas Saber 11, con 65,3 puntos de 100 posibles.

Es posible que no consigamos los objetivos, ya que el profesor puede no estar de acuerdo con nosotros (por mejores argumentos que tengamos). En ese caso debemos aceptar la postura del profesor y estudiar mejor para la próxima. En resumen, debemos ser muy respetuosos y tener muy claro si tenemos derecho a pedir una nota mejor.




Más noticias