Cartagena

¿Se vende la ciénaga de La Virgen?

12 de octubre de 2019 03:31 PM

Para nadie es un secreto que la ciénaga de La Virgen, a pesar de ser uno de los ecosistemas más importantes para la biodiversidad de Cartagena, enfrenta serios problemas relacionados a la contaminación y a los asentamientos ilegales, los cuales contribuyen al deterioro de sus zonas verdes y de la calidad del agua.

Es por ello que en septiembre del año pasado su cuidado fue objeto de estudio por parte de la Procuraduría General de la Nación, que en ese entonces ordenó al Distrito coordinar acciones para frenar los asentamientos ilegales e iniciar la recuperación ambiental de este cuerpo de agua.

Ante esto, la solución del Distrito fue formar el Ecobloque, una unidad interinstitucional conformada por entidades como el EPA, Dimar, Cardique, la Armada Nacional, la Policía, la Procuraduría Delegada Ambiental y las Alcaldías Locales, que desde mayo viene adelantando operativos para identificar problemáticas ambientales, que a corte de agosto de 2019 han logrado 24 capturas.

Sin embargo esta gestión no ha contrarrestado el problema de la ocupación ilegal que más que ser una complicación de índole ambiental para el cuerpo de agua, configura una problemática social que tiene su origen en la falta de garantías para la población de una vivienda digna, a tal punto que incluso se han puesto a la venta ‘lotes’ correspondientes a fracciones de la ciénaga.

Según varias familias del sector, estos lotes los compran en $2 y $3 millones, ante la necesidad de tener un lugar para vivir.

¿Se vende la ciénaga de La Virgen?

Los lotes son vendidos entre $2 y $3 millones. // Cortesía.

“La falta histórica de presencia del Estado ha facilitado que algunas personas loteen parte de la ciénaga y se aprovechen de la necesidad de vivienda de tantas familias”, expresó María Claudia Peñas, directora de Cartagena Cómo Vamos con respecto a la situación.

Margarita Londoño, directora de Ecobloque, afirmó que la unidad se encuentra realizando constantemente operativos de vigilancia y control para propiciar la conservación de este cuerpo de agua.

Sin embargo Peñas resaltó que más allá de abordar la problemática desde el punto de vista ecológico es necesario voltear la mirada hacia la crisis social que se esconde detrás de todo eso. “Quedarse solo con intervenciones punitivas, no resuelve el problema, por el contrario podría agravar la crisis social que viven las personas del sector”, afirmó.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

MÁS NOTICIAS

DE INTERÉS