<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Sancionan a vendedores que volvieron a espacio público tras recibir compensaciones

Vender en espacio público es un negocio tan ‘redondo’ que algunos de los comerciantes que recibieron dinero el año pasado a cambio de salir de las zonas peatonales que ocupaban en el Centro Histórico, decidieron salir nuevamente a las calles a ofrecer sus productos.  (Lea aquí: Espacio público, siempre bajo el acecho de vendedores ).
La Gerencia de Espacio Público de Cartagena reconoce que esta semana han sido sorprendidos en la Avenida Venezuela tres de estos vendedores, pese a que el año pasado desmontaron los puestos de venta de frutas que tenían en la Plazoleta Olímpica, y se comprometieron en su momento a no volver a la informalidad.
Adelfo Doria, jefe de esta dependencia distrital, asegura que “tras corroborar que se trataba de comerciantes informales reincidentes, procedimos a decomisar las carretillas y las frutas que estaban vendiendo, las cuales fueron donadas posteriormente al Asilo San José en Torices”. 
Los infractores fueron identificados por el Distrito como Libardo Medina, Osvaldo Hernández, y Daniel Bru. 
Resultados
El funcionario advierte que todo vendedor que vuelva al espacio público luego de haber sido formalizado, se expone al decomiso definitivo de las mercancías y a la destrucción de sus puestos de venta.
Agrega que en lo corrido de 2012 han sido sorprendidos siete vendedores en las mismas circunstancias, y además se han decomisado 70 carretillas en operativos de control de zonas peatonales realizados en el Centro Histórico.
La Gerencia de Espacio Público reporta que los operativos que se realizan en esta zona turística permiten sancionar mensualmente en promedio a 100 comerciantes callejeros con la retención de sus productos.
Seguimiento
El Universal preguntó al Gerente de Espacio Público si considera que el regreso de estos vendedores se debe a la falta de seguimiento del Distrito al proceso de los vendedores que se retiran del espacio público con miras a formalizar su actividad.
El funcionario dice que “es imposible hacer un seguimiento sistemático a estos vendedores, teniendo en cuenta que son más de 2.000 los que se han formalizado en los último cinco años en la ciudad, y muchos de ellos se han ido a otras capitales o montado negocios en sus viviendas”.

Más noticias