<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿Qué pasó con un periodista que investigaba crimen de fiscal en Barú?

La Fundación Para la Libertad de Prensa (Flip) denunció que la detención fue irregular. Esto dijo la Policía en Cartagena.

En la tarde de este sábado dos periodistas que se encontraban haciendo reportería para el medio brasilero Globo Mundo sobre el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Cartagena, fueron detenidos de manera irregular por parte de la Policía de la subestación de Playa Blanca en Barú. Se trata del periodista Luis Ángel y la reportera Julia Mendoza.

Los hechos se conocieron por un video en forma de denuncia que publicó Julián Mendoza en su cuenta de twitter, mencionando a la Fundación Para la Libertad de Prensa (Flip).

En el video que graba la reportera se ve a dos policías agarrando fuertemente y casi arrastrando por la arena al periodista Luis Ángel en medio de la playa , mientras tanto la reportera dice, “vamos a llamar la fundación para la libertad de prensa”, por su parte, el periodista mientras forcejea con los oficiales, pide que lo suelten “no estoy haciendo nada ilegal”, dice ,a lo que los policías responden que van a proceder para una requisa.

Inmediatamente la Flip mediante un trino solicitaron a las autoridades implicadas para la liberación del periodista. “Solicitamos a la Dirección General de la Policía Nacional y a la Dirección de Derechos Humanos que liberen inmediatamente al periodista Luis Ángel y que se abstengan de interponer algún tipo de comparendo en contra de los periodistas”.

Y agregó, “según la documentación que tenemos el procedimiento es irregular y va en contra del derecho de los periodistas de investigar”, se lee en el trino.

Finalmente, los uniformados los retuvieron, les advirtieron que los trasladarían a la Sijin, y que les pondrían un comparendo. Ángel continúa detenido, comunicó la Flip.

Policía responde

Tras el hecho, la Policía Metropolitana de Cartagena informó en un comunicado que durante actividades de control que se desarrollaban en el balneario, se observó al periodista grabando las instalaciones de la Subestación y procedieron a solicitar su identificación.

“El personal en servicio requiere al ciudadano respecto a esta actividad y procede a solicitar su identificación. Debido a la negativa de la persona para permitir tal procedimiento, es necesario conducirlo”, expone la institución.

Al periodista se le impuso un comparendo por el artículo 35 numeral 2 del Código Nacional de Seguridad y Convivencia por “incumplir, desacatar, desconocer e impedir la función o la orden de Policía”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Y agregan que el periodista se retiró de las instalaciones sin ninguna novedad. “Desde el Comando de la Policía metropolitana se realizarán las verificaciones pertinentes para establecer si durante el procedimiento hubo algún exceso o irregularidad, con el fin de garantizar el respeto por los derechos humanos”.




Más noticias