<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¿Qué pasó con el turismo en Playa Blanca? Esto dicen los trabajadores

Comerciantes del codiciado balneario se pronunciaron sobre el impacto que han tenido a raíz de los episodios de inseguridad en la ciudad y la zona insular.

Un impacto negativo han sentido en sus ingresos los comerciantes y empresarios de la industria del turismo en la zona insular de Cartagena, a raíz de los recientes episodios de inseguridad que se han registrado, específicamente por el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en la playa de un reconocido hotel en la Isla de Barú. (Le puede interesar: Detalles inéditos del crimen de Marcelo Pecci: 3 balazos con pistola 9 mm).

Justamente desde esta zona los pobladores hacen un llamado a las autoridades distritales y policiales para que ejerzan mayor control y frenen la racha de homicidios y hurtos que se vienen registrando en los distintos sectores de la ciudad, ya que estos repercuten grandemente en la cantidad de visitantes que se desplazan hasta allá.

Por ejemplo, el pasado fin de semana en el paradisíaco balneario de Playa Blanca, según los comerciantes, la afluencia de turistas y por ende las ventas fueron muy inferiores a lo acostumbrado.

Aproximadamente 150 negocios, entre cabañas y restaurantes, hay en Playa Blanca, la mayoría propiedad de nativos.

Morbi Rocha, trabajador del lugar hace más de 40 años, sostuvo: “desde que pasó el caso con el fiscal esto acá está vacío, nunca había estado así. Siempre, por muy poco que genere el comercio, algo tengo. Los primeros días después del atentando todo estuvo solo. Tras de que aún no nos reponemos por completo de las consecuencias de la pandemia, pasan estos hechos de inseguridad que continúan con los perjuicios para nosotros”.

(Le puede interesar: Procuraduría pide explicaciones por alquiler de motos acuáticas en Barú).

Los lugareños también pidieron a la ciudadanía tener claridad de dónde ocurrió el sicariato contra el fiscal, ya que el hecho no fue en Playa Blanca sino en un hotel distanciado a más de tres kilómetros.

“La gente de afuera no llega pensando que Playa Blanca es insegura porque mataron al fiscal, pero eso no fue aquí, este lugar no tiene nada que ver con eso”, añadió Enrique Teherán, propietario de un restaurante.

Mayo siempre ha sido un mes bajo de turismo y esta vez se ha sentido peor. Venimos de una pandemia, recientemente de un paro armado y ahora un sicariato, estamos pasando muchas complicaciones”.

Enrique Teherán, comerciante

(Le puede interesar: ¿Qué pasó con un periodista que investigaba crimen de fiscal en Barú?).

Hay que brindar garantías

Para Luis Miguel García, integrante del Consejo Comunitario de Santa Ana y de la Corporación Administrativa de Servidores Turísticos de Playa Blanca, es innegable que la afluencia de turistas ha mermado en los últimos días.

Por esa razón hace un llamado a la Fuerza Pública para que no baje la guardia con los controles, especialmente con los operativos que se realizan a la subida del Puente de Barú.

(Le puede interesar: Playa Blanca: con ingreso y parqueo controlado por Datt y Policía).

“El impacto negativo es evidente, no solo por lo que pasó en el hotel sino por todo lo que está ocurriendo en Cartagena con la cantidad de sicariatos casi todos los días. Si no llegan turistas a la ciudad también vamos a sentir el impacto acá. Es necesario que la Policía redoble sus esfuerzos, el fin de semana pasado la afluencia de carros fue muy baja, los negocios no tuvieron tantas ventas”, afirmó el gestor comunal.

García contó que dentro de las alternativas que como organización contemplan, está el registro de cada persona que llega a Playa Blanca para que se refuercen los sistemas de control y seguridad.




Más noticias