<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¡Qué buen ejemplo! Estas son las primeras andamieras de Cartagena

Cerca de 30 mujeres se capacitaron en cursos de altura gracias a un convenio de la Junta de Acción Comuna del barrio donde viven con una empresa de Mamonal. Ya hay varias trabajando.

Una de las luchas que en los últimos años han librado los líderes comunales de los barrios aledaños a la zona industrial de Mamonal, es que las empresas en su responsabilidad social contraten mano de obra local cartagenera, especialmente de sus sectores.

(Lea: Política de mano de obra local, lo que piden los trabajadores en Cartagena).

Y justamente una de esas gestiones tuvo sus frutos recientemente, ya que se logró que contrataran a varios de sus residentes, pero lo que más llama la atención es que hayan sido mujeres, a las cuales una empresa en particular ayudó con cursos, capacitaciones y finalmente vinculándolas a su personal.

Las beneficiadas son 27 madres cabezas de hogar del barrio Ceballos, quienes gracias a la Junta de Acción Comunal y a la voluntad de una empresa transformaron sus vidas.

“Somos 27 habitantes de Ceballos que estábamos desempleadas, pero gracias a la JAC y a la empresa Sittca Construcciones hoy estamos proyectadas hacia un futuro mejor. Somos las primeras andamieras de Cartagena, hicimos un capacitación en julio y luego en septiembre un curso oficial en el Sena donde aprendimos todo sobre el trabajo en alturas. Estamos muy bien preparadas y afortunadamente ya siete (7) estamos trabajando, fuimos escogidas como la primera cuadrilla y estamos muy felices por esta vinculación laboral, es una forma de salir adelante y ayudar a nuestras familias”, expresó orgullosa Claudia Piñeres.

(Lea: ¡De no creer! Se metieron a la playa de Manzanillo con todo y caballos).

Las siete trabajadoras están contratadas bajo el sistema de obra-labor, y esperan tener una oportunidad más adelante en Ecopetrol, así como las otras 20 vecinas que se capacitaron en el Sena.

“La capacitación fue presencial, la hicimos en dos semanas, luego realizamos las prácticas y nos dejaron trabajando, ya tenemos más de un mes aquí, estamos muy felices, la empresa nos ha brindado total respaldo y estabilidad”, puntualizó Piñeres.

Las 27 mujeres de Ceballos que fueron capacitadas, tienen edades entre los 25 y 40 años.

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias