<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

PES-PR sigue atendiendo a familias cartageneras afectadas por lluvias

Hasta la fecha de hoy, martes 14 de noviembre, se han encendido un total de 864 ollas comunitarias en diferentes sectores de las tres localidades de Cartagena.

Como respuesta al estado de calamidad pública declarado debido a las fuertes lluvias que han azotado a Cartagena en las últimas semanas, el Plan de Emergencia Social- Pedro Romero (PES-PR) se mantiene en acción, brindando asistencia alimentaria a la población en situación de pobreza extrema con el objetivo de garantizar el derecho humano a la alimentación. Le puede interesar: Aprueban $35.000 millones para afrontar calamidad pública por lluvias

Hasta la fecha de hoy, martes 14 de noviembre, se han encendido un total de 864 ollas comunitarias en diferentes sectores de las tres localidades de Cartagena. Este esfuerzo humanitario ha tenido un impacto significativo en miles de niños, jóvenes y adultos, quienes ahora cuentan con un almuerzo asegurado diariamente gracias a la ayuda brindada por el Distrito, a través del programa de Seguridad Alimentaria y Nutrición.

El trabajo comunitario ha demostrado ser fundamental para el desarrollo de cada una de estas ollas comunitarias. El principal propósito de estas iniciativas es mitigar el hambre en los hogares más vulnerables de Cartagena, donde las condiciones de vida se han visto gravemente afectadas por las recientes lluvias y la consecuente calamidad.

Estas ollas comunitarias no solo representan una fuente de alimentación vital para aquellos que más lo necesitan, sino que también fortalecen los lazos de solidaridad y colaboración en las comunidades afectadas. La participación activa de los residentes locales en la organización y funcionamiento de las ollas es una muestra del espíritu de unidad que prevalece en momentos de adversidad. Lea también: Así continúa la atención a los damnificados por las lluvias en Cartagena

El programa de Seguridad Alimentaria y Nutrición no solo se enfoca en proporcionar comida caliente a quienes la necesitan, sino que también se esfuerza por garantizar la calidad y la adecuación nutricional de las comidas servidas. Esto se logra gracias a la supervisión constante y la colaboración de profesionales de la salud y nutricionistas.

Más noticias