<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Pánico por panal de abejas africanas frente al centro de vida

En El Pozón solicitan ayuda urgente a las autoridades, ya que no solo están en riesgo los adultos mayores sino los niños y toda la comunidad del sector.

A principios de noviembre la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres (Oagrd) dio a conocer que los cartageneros han llamado a los organismos de socorro, este año, principalmente por casos de abejas. Además, se señaló a El Pozón como uno de los barrios donde más se hacían reportes. (Lea: Otro temor creciente en Cartagena: picaduras de abejas).

Y son justamente los habitantes de esta zona quienes hoy hacen un nuevo llamado a las autoridades, esta vez público, ante el temor que sienten por la presencia de un panal de abejas africanas dentro del Centro de Vida del sector Central, que recibe a decenas de adultos mayores.

(Lea: Elecciones comunales: exitosas en 201 organizaciones y suspendidas en 11).

Son más de seis meses los que llevan los peligrosos insectos en un árbol, poniendo en riesgo no solo a las personas de la tercera edad, sino a niños y a todos los residentes.

David Ballesteros Ruiz, residente del sector Central, sostuvo que en la zona también hay dos colegios y si no se hace algo pronto, en el 2022 cuando los niños regresen a clases presenciales, podrían resultar afectados por las abejas.

“Son pequeños entre los 3 y 5 años en esas dos escuelas, es un peligro grande tener esas avispas africanas ahí. Además, los abuelitos que asisten al Centro de Vida también pueden ser picados. Tenemos mucho tiempo solicitando ayuda y aún no han atendido el llamado como debe ser”, sostuvo Ballesteros.

(Lea: ¿Cómo va el COVID-19 en Cartagena? Este es el reporte del 29 de noviembre).

Así mismo, una trabajadora del Centro de Vida manifestó estar cansada de no encontrar soluciones. “Hemos llamado a los Bomberos y han venido, pero no nos resuelven el problema, solo nos dicen que no pueden quitarlas ni matarlas. Ellas primero estaban en una llanta, la gente les echó un líquido para que se fueran y se quedaron en el árbol. Ahí llevan varios meses, afortunadamente no han atacado a nadie, pero es mejor prevenir”, sostuvo la mujer.

Al respecto, desde el cuerpo de Bomberos de Cartagena indicaron que próximamente programarán un operativo en el lugar.

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias