<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“No me limiten, yo sé que puedo”: hombre con discapacidad busca trabajo

Desde hace varios años Carlos Martínez está buscando empleo, pero debido a sus problemas mentales lo han rechazado. Pide una oportunidad.

Carlos David Martínez Montes tuvo un cambio drástico en su vida cuando se accidentó en el 2008. Haber sido arrollado por una moto lo tuvo en coma un tiempo con un pronóstico desfavorable. Salvarse no parecía ser una opción, por lo que estar vivo ahora es para él un milagro.

Catorce años después, las consecuencias de ese terrible accidente lo persiguen y no lo dejan avanzar. “Quedé con problemas mentales. El fuerte golpe que recibí me tiene en estas condiciones y así no quieren darme empleo ni estudio”. A sus 32 años, Carlos está desesperado. Quiere que una mano amiga aparezca y lo emplee. “He hecho más de 60 cursos, puedo hacer trabajos dinámicos como mesero, almacenamiento y bodegaje, oficios varios. Sé hacer muchas cosas, tengo experiencia”, insiste.

Sus cursos y años de experiencia, sin embargo, resultan insuficientes. Los problemas con los que quedó luego del accidente le han impedido que las múltiples empresas en las que ha aplicado lo contraten. “Dicen que si me contratan, a los meses tendrían que pensionarme y eso no es así. Yo estoy en capacidad para trabajar, yo veo que sí puedo”.

Cansado del rechazo

Carlos David quiere salir adelante por él, por su hija y su familia. Señala que desde el accidente no ha tenido oportunidades y que quien lo arrolló nunca respondió. “En la Fiscalía siempre me dilataron el proceso, lo archivaron y ese hombre nunca ha pagado. Todo lo que ahora tengo es por culpa de ese accidente del que nadie se hizo responsable”.

El hombre cuenta que ha interpuesto un sinfín de tutelas contra varias entidades del Distrito “que no lo han ayudado”, pero “las cosas siguen igual”. Él ha estudiado, se ha capacitado, pero el rechazo que recibe persiste: “No me parece justo, me siento impotente”, dice una y otra vez.

Alza su voz y hace referencia al artículo 13 de la Constitución, en el que se especifica que “el Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de debilidad”.

Según Carlos, ese apartado no lo cumplen con él; sin embargo, la coordinadora del Programa de Discapacidad de la Secretaría de Participación Ciudadana, Denis Arroyo, dio otra versión. “Nosotros desde nuestra competencia hemos hecho todo lo que debemos, pero las empresas no logran contratarlo”.

La funcionaria manifiesta que Carlos está en todos los programas que ellos ofrecen y que le han brindado apoyo psicosocial y jurídico tanto a él como a sus familiares, así como hacen con todas las personas con discapacidades que acuden a ellos.

“Nosotros no entregamos ayuda humanitaria, pero en pandemia acudimos al ente encargado y brindamos ayuda a los que hacen parte del programa, entre esos Carlos”. Arroyo asegura también que le entregaron un capital semilla a su madre. “Es la manera en que ayudamos a generar ingresos y él se ha beneficiado”.

Carlos insiste en que él no ha visto esas ayudas y que lo que quiere es un empleo, no subsidios. “No quiero que me regalen cosas, yo quiero trabajar. No me limiten, yo sé que puedo”, dice.

Una oportunidad

Sin comprender por qué arremeten contra él con ofensas y burlas por su discapacidad mental, Carlos pide una oportunidad al asegurar que puede cumplir con los requisitos que le exijan.

“Él cuando se toma sus medicamentos actúa bien, pero ha sido muy difícil encontrarle trabajo porque cuando las empresas ven su situación se echan para atrás”. Denis Arroyo es enfática en recalcar todo lo que desde la Secretaría de Participación han hecho para ayudar a Carlos y a su familia: “No hemos podido conseguirle empleo a él, pero sí a su pareja”. Mientras, Martínez Montes sigue esperando demostrar que puede desenvolverse bien. “Ahora estoy reciclando, pero quiero entrar a una empresa que me permita sacar a mi hija adelante”, explica.

Si usted cree que puede ayudar a Carlos a conseguir empleo que le permita salir adelante, puede comunicarse con él al número de celular 313 7736 302.




Más noticias