<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Más de 7 taxis se negaron a llevarme de Bocagrande a Manga por trancones”

Un abogado advirtió que el “para allá no voy” de algunos taxistas lo ha obligado a acudir al transporte informal. ¿Qué dice el gremio?

“Para allá no voy porque hay muchos trancones”. Esa es la respuesta que un abogado sostiene le dieron varios taxistas en Cartagena, en días en los que intentó transportarse desde Bocagrande y el Centro Histórico hasta Manga. Lea: Continúan cuestionamientos a pico y placa de 13 horas a vehículos particulares

“Fue entre lunes y jueves, entre las 11 de la mañana y las 12 del mediodía, y entre las 5 y 6 de la tarde. Yo viajo a trabajar una semana en Cartagena, entonces en esos días cojo el servicio de Bocagrande a Manga o del Centro a Manga, en esos horarios. La manifestación de todos los taxistas es “para allá no voy porque hay muchos trancones”. Eso es extremadamente cerca y todos me dicen que no porque el trancón es horrible”, aseguró Joaquín Torres Nieves. Lea: ¿Paciencia? No paran las quejas por los trancones en Cartagena

Señaló que al ser esa la reiterada respuesta, “a unos taxistas cuando los detenía les preguntaba, ¿hacia dónde presta usted el servicio? Se quedaban sorprendidos y me respondían, ¿por qué? Les decía, porque necesito ir a Manga, y contestaban: ah no, para allá no voy. Hay mucho trancón”.

El abogado, especialista en ciencia política y derecho constitucional, advirtió: “Pero mientras uno está parado esperando a que los taxis lo lleven y los taxistas están diciendo que no, aparecen particulares. Y no uno, muchos, diciendo: “¿lo llevo?, ¿lo llevo?, ¿lo llevo?”. Les respondo, es que voy para Manga. Y ellos: “Sí claro, con mucho gusto”, y lo llevan a uno como si fueran taxis. O sea, están suplantando de manera evidente el transporte formal por transporte informal, pero porque los taxistas lo obligan a uno como usuario a utilizar ese servicio”.

Los vehículos particulares no están compitiendo con los taxis. Están supliendo un servicio que algunos taxistas se niegan a cubrir”.

Joaquín Torres Nieves.

Torres sostuvo que “en una de esas veces me recogió una van de servicio particular. Ya más de 7 taxis se habían negado a llevarme de Bocagrande a Manga, cuando la ley colombiana establece que un servicio público debe prestarse a todas las rutas, sin ningún tipo de excepción. Lo que más me inquieta es que de manera evidente y reiterada los taxistas no prestan el servicio, y no lo prestan para un sector que me parece que la distancia es muy mínima, que es seguro”.

“Siempre ha existido problemas de movilidad en esos sectores, pero no impiden que uno se pueda movilizar. Lo que entiendo es que los taxistas quieren movilizarse por rutas en las que su limite de velocidad no sea inferior a 30 o 40 kilómetros, lo cual me parece ilógico porque las zonas céntricas siempre tienen muchos carros”, anotó. Lea: ¿Cansado de los trancones?, esto es lo que plantea el DATT

El abogado recalcó: “He trabajado con Sincontaxcar (Sindicato de Conductores de Taxis de Cartagena) en años anteriores. Quiero a los taxistas, los he representado como abogado en reuniones con alcaldes, cuando se les han presentado problemas. No los estoy atacando. Quiero al gremio, pero me preocupa que una parte esté generando este problema tan grave para la ciudad, dañando el servicio, cosa que sé no es apoyada por todos los miembros”.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

¿Qué dicen los taxistas?

Al ser consultado por El Universal sobre el caso expuesto, Félix Barrios, presidente de Sincontaxcar, manifestó: “Respeto la denuncia, pero me preocupan los señalamientos. Sería muy importante que nos diera claridad identificando este tipo de vehículos con sus placas, para investigar a fondo qué fue lo que pudo suceder, porque el gremio de taxistas de Cartagena, a raíz del transporte informal, no está dejando las carreras. Lo que necesitamos es trabajar y un servicio que se deje de prestar produce pérdidas”. Lea: Taxista encontró y devolvió una billetera con casi $2 millones

Recalcó que “preocupa cuando dice 7 vehículos. Es muy importante que, si tiene las placas, interponga la queja ante el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT), porque como abogado sabe que en la ley 1383 y en la ley 769 existe un causal de sanción a quienes se nieguen a prestar el servicio. El DATT puede iniciar su proceso de notificación e investigación si se interpone la queja”.

Barrios agregó: “de antemano, si sucedieron los hechos, pedimos disculpas; pero reiteramos que necesitamos identificar a esos vehículos para que se individualice más no se generalice, porque me atrevo a decir como representante del gremio de taxistas que hemos venido haciendo un trabajo arduo en la mejora de la prestación del servicio a todos los ciudadanos cartageneros, como también a los turistas, y que lo estamos demostrando con hechos. La semana pasada circuló a nivel nacional e internacional una noticia en la que los damos ejemplo de honestidad y responsabilidad en nuestra profesión”.

“La alta tarifa obliga”

Víctor Pérez Reyes, presidente de la Asociación de Taxistas de la Torre del Reloj (Asotator), resaltó la labor del sindicato en cuanto a capacitaciones a los taxistas para la prestación de un mejor servicio y admitió que “desafortunadamente, en este gremio tenemos una cantidad de conductores que no son conductores de profesión sino de ocasión y, desafortunadamente, con las altas tarifas que los propietarios y administradores les están exigiendo a los taxistas, el taxista busca la manera de hacer el servicio lo más rápido posible para poder cumplir con esa obligación”.

“No podemos tampoco exonerar de culpa a los taxistas, porque ese es nuestro modo de vida y tenemos que cuidar el pan de cada día”, indicó.

A la ciudadanía, manifestó que “no es muy recomendable el transporte ilegal, porque un taxi cuenta con todos los seguros habidos y por haber, los cuales sirven para salvaguardar en caso de algún accidente, mientras que el carro de servicio particular no los tiene”.




Más noticias