<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Madre denuncia a EPS tras presunta negligencia en atenciones a su hija

Jackeline Martínez es madre de una joven que sufre varias enfermedades huérfanas y que, de acuerdo con una denuncia, no está recibiendo la atención médica que requiere.

Tras varias quejas y solicitudes a la Sanitas sin obtener respuesta favorable, Jackeline Martínez denuncia públicamente una presunta negligencia de la EPS y, asegura, no le han prestado la atención adecuada a su hija adoptiva, María Angélica Grandeth. La mujer afirma que ha enfrentado numerosos obstáculos en la búsqueda de atención médica adecuada para su hija y está desesperada por la falta de respuesta positiva por parte de las autoridades de salud.

Según Jackeline, la odisea médica de su hija comenzó en 2019, cuando fue remitida a un hospital en Medellín debido a su complicado historial médico y patologías. Sin embargo, menciona que la familia tuvo que costear en algunas ocasiones alojamiento, alimentación y transporte, pues los servicios brindados por la EPS no eran óptimos para la situación de su hija. Lea también: Director de EPS Sanitas rechaza acusaciones de Minsalud

Las enfermedades huérfanas de María Angélica, incluida una enfermedad mitocondrial, han requerido atención médica especializada. La madre comenta que, a pesar de los repetidos esfuerzos y visitas a diferentes entidades de salud, no han logrado obtener una atención adecuada: denuncia falta de higiene y condiciones de salubridad de los hogares de paso a los que las enviaba la EPS, además, asegura que le ha tocado costear los gastos de alojamiento en viajes que son estrictamente para cumplir citas médicas de María Angélica, entre otras presuntas irregularidades.

“Si algo le sucede a mi hija es por negligencia de Sanitas, por todas las rabias que me la hacen coger. Nosotros estamos peleando por sus derechos, por las enfermedades huérfanas que presenta y que Sanitas hace caso omiso. Hemos ido a la Defensoría del Pueblo, Superintendencia de Salud, Procuraduría, pero hacen caso omiso y mi hija muriéndose lentamente porque son enfermedades huérfanas”.

Ante los hechos, pusieron quejas ante la Superintendencia de Salud y una tutela ante un juez, pero, según la madre, ambos le dieron la razón a la EPS, asegurando que a la paciente se le estaba entregando a atención debida. Además, asegura que les han cancelado contratos de manera repentina a prestadores de servicios de salud que María Angélica requiere, lo que ha generado una gran incertidumbre en cuanto a la realización de solicitudes médicas y tratamientos vitales para la paciente.

Pese a los fallos de la Superintendencia y de un juez a favor de la EPS, Jackeline asegura que tiene pruebas que demuestran que su hija no está recibiendo la atención que requiere y seguirá luchando por lograrla. Le puede interesar: ¿Acuerdo para favorecer a EPS en reforma a la salud? Esto denuncian

El Universal trató de comunicarse con Sanitas para que den su versión sobre los hechos, pero no hemos obtenido respuesta.

Más noticias