<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Los retos del líder social que llega a dirigir la Secretaría de Participación

El Universal habló con el líder social y comunal Miguel Salgado Padilla, nombrado recientemente por William Dau como secretario de Participación.

El pasado 12 de julio, Miguel Salgado Padilla fue nombrado por el alcalde William Dau como el nuevo secretario de Participación y Desarrollo Social de Cartagena.

Su designación fue bien recibida por la ciudadanía pues Salgado es reconocido como un líder social y comunal que trabaja por y con las comunidades.

(Lea aquí: Miguel Salgado Padilla, nuevo secretario de Participación de Cartagena)

Esa labor, que ha ejercido durante más de 30 años no solo en el Barrio Chino, donde creció y dio sus primeros pasos como líder juvenil, sino en toda Cartagena, le han permitido conocer de cerca las dinámicas y problemas sociales que se viven en el territorio, por lo que ahora desde la Alcaldía espera trabajar para mitigar y superarlas.

“Yo vengo de una comunidad donde uno tiene a diario mucha proximidad con los problemas de la gente, con lo que sienten y con lo que esperan de las instituciones publicas y privadas. Yo creo que ser parte y aprender a interpretar esas realidades me da unos elementos, no solo sensibilizarme, sino comprender cuáles son los énfasis y atenciones que deben brindar las instituciones. Este conocimiento también me permitirá ayudar al Distrito a conectarlo con esas realidades”, afirmó.

Entendiendo este panorama, Salgado explicó que sus dos principales retos para los 17 meses que queda de la administración de Salvemos a Cartagena es fortalecer y consolidar todos los programas de desarrollo social de la Secretaría de Participación y estabilizar la ejecución presupuestal de la dependencia, en términos temporalidad y de acuerdo a la ley.

“No vamos a empezar de cero, el camino ya se empezó. Se han hecho esfuerzos para dar respuesta a temas muy neurálgicos de la ciudad que tienen que ver con el desarrollo social, con la atención a la mujer víctima de violencia, a los habitantes de calles, a los adultos mayores y a los niños en condición de vulnerabilidad. Mi deber es consolidar la atención”, indicó.

Centros de vida, clave

Desde comienzos de año, cerca de 9 mil adultos mayores de los grupos organizados y centros de vida no reciben los paquetes alimentarios a cargo de la Secretaría de Participación.

Frente a ello, el secretario de Participación aseguró que en este momento el proceso para contratar al operador que entregará los alimentos en los centros de vida y grupos organizados ya cursa en la Bolsa Mercantil de Colombia (BMC)

“El proceso ya está en la BMC. Estamos a la espera de que se confirme la fecha para el cierre de la rueda de negocio en la que se escogerá al mejor proponente. Se prevé que sea en los próximos días”, manifestó el funcionario.

Salgado Padilla señaló que además del contrato de alimentación, en lo que resta de este año se intervendrá la infraestructura de cinco centros de vida, que presentan deterioro.

El jefe de Participación detalló que dichas obras serán posible luego de que el Concejo Distrital de Cartagena aprobara a la Alcaldía el traslado e incorporación de recursos por $239 mil millones de pesos.

Para la cartera de Participación se aprobaron $ 8.023.555.894. De estos se destinarán $2.800 millones para la adecuación y reconstrucción de los cinco centros de vida. Los que se arreglarán son los ubicados en San Isidro, Los Calamares, Los Caracoles, Pasacaballos y Ciudadela 2.000.

“Ya hicimos el estudio técnico con el apoyo de la secretaría de Infraestructura de los centros de vida a intervenir. Aspiramos que esa contratación se de en los próximos meses para arrancar las obras en el último trimestre de este año”, contó.

Actualmente la Secretaría de Participación cuenta con el 80% de la oferta institucional disponible para la población”.

Miguel Salgado Padilla.

Habitantes de calle

El secretario de Participación destacó que hace aproximadamente 10 días se habilitó un hogar de paso para la atención integral de esta población, una tarea que estaba pendiente desde inicios de año por falta de contratista.

El Hogar de Paso CORDESHU, ubicado en la avenida Crisanto Luque, tiene capacidad para 50 habitantes de calle por mes. Las personas que ingresan al albergue lo deben hacer de manera voluntaria, ya que en el mismo no solo se brinda un techo donde dormir y una comida sino un espacio de transformación.

Es de precisar que de acuerdo al censo que el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane) realizó en 2021, en la ciudad hay aproximadamente 849 habitantes de calle.




Más noticias