<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Los ataques de perros ocurren por falta de educación”: entrenadores

El temor se ha extendido entre la ciudadanía tras darse a conocer recientemente múltiples hechos en distintas ciudades del país, en los que perros de razas conocidas como potencialmente peligrosas atacan sin razón aparente a personas, provocándoles graves lesiones, e incluso la muerte, como ocurrió en Medellín con un bebé de 14 meses.

No obstante, expertos en el manejo de este tipo de razas y propietarios de canes, defienden a los animales, asegurando que la educación por parte de quienes los rodean es determinante en su comportamiento.

De hecho, el domingo en Cartagena se realizó una marcha con el objetivo de demostrarle a la sociedad que los perros potencialmente peligrosos no representan riesgos para las personas. Por ese motivo, la cita fue en el sector La Tenaza, en el Centro Histórico, donde decenas de personas acudieron con sus mascotas, y caminaron hasta la Plaza de la Paz.

“Queremos demostrar que la situación no es como se ha dicho, que todos los perros pitbull son asesinos. Se debe saber que es cuestión de educación”, afirma Alexander Polanco,  miembro de Alianza Bull Cartagena, grupo organizador de la marcha.

Rodolfo Sotomayor, un cartagenero quien se dedica desde hace 26 años a entrenar perros de distintas razas, coincide con Polanco. “El pitbull es un perro de presa, es decir, su naturaleza es cazar, por lo cual debe estar bien educado porque cuando no lo está es cuando se convierte en potencialmente peligroso”, asegura.

Sin embargo, según Sotomayor “lo que está pasando con esta clase de perros recientemente es culpa del ser humano”, debido a que “no les brindan la atención necesaria a sus mascotas, los dejan encerrados y no los ayudan a satisfacer sus necesidades”.

Recomendaciones de expertos

En Colombia existe la Ley 746 de 2002, por la cual se regula la tenencia y registro de perros potencialmente peligrosos. Esta norma estipula la tenencia de canes con sus respectivas traíllas, bozal y permiso correspondiente. Además, indica que el incumplimiento de esta podría traer consigo una sanción.

Sotomayor recomienda que “cuando solo se pone bozal lo que se logra es que el animal se vuelva más violento, por lo que es importante primero entrenarlo de la mejor manera para evitar cualquier accidente”.

El entrenador de perros agrega que “los dueños de perros potencialmente peligrosos deben procurar que el perro tenga una educación y un adiestramiento óptimo, además no mantenerlos encerrados. También es necesario practicar ejercicios de caza”.




Más noticias