<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

La fecha en la que reabrirá la Plaza de Toros “donde no se volverá a gritar un ‘olé’”

Dumek Turbay, alcalde de Cartagena, charló con la senadora Andrea Padilla y defensores de derechos animales en la ciudad. Se habló de protección, coches, refugios y toros.

Desde 2007 comenzó en Colombia la eliminación progresiva de los mataderos para regular las condiciones de salubridad de la matanza de los animales. Con la llegada de Gustavo Petro a la Presidencia de la República, el gremio de animalistas del país se aferró a que la mitigación de estos espacios violentos se diera. En lo que tiene que ver con Cartagena, desde hace aproximadamente 10 años no se realizan corridas de toros.

Ayer en el Palacio de La Aduana, Dumek Turbay recibió a Andrea Padilla, senadora de la Alianza Verde reconocida por su defensa de los animales y por la lucha contra la tauromaquia, y a representantes de asociaciones de bienestar animal de la ciudad. Lea también: El futuro de la Plaza de Toros: un debate entre taurinos y animalistas

En dicho encuentro, al que también asistió Adolfo Pérez, director de la Umata, se trataron temas como la seguridad y protección de animales sin hogar, la necesidad de capacitar desde las escuelas en temas de protección animal y el Distrito adquirió compromisos para mejorar las condiciones de vida de los animales de la ciudad.

“Nuestro compromiso es rotundo para trabajar en equipo y comenzar articular grandes acciones que nos permitan abarcar y atender en todo la ciudad la situación de animales en condición de calle y la protección de ellos”, indicó Adolfo Pérez.

Por su parte, Andrea Padilla definió al espacio como “provechoso”. “El alcalde Dumek Turbay definió las prioridades de protección animal de para Cartagena: una agenda que requiere acciones e inversiones urgentes. Celebramos los compromisos que adquirió con los defensores de los derechos animales de la ciudad, luego que la anterior administración no lo haya hecho, gobierno que en sus cuatro años solo hizo 800 esterilizaciones, por ejemplo”, expresó la congresista, quien está esperanzada con que Cartagena convierta la protección animal en una marca ciudad.

Los compromisos pactados en Cartagena

Entre los compromisos del Distrito que la senadora se refiere se encuentran: 15.000 y 20.000 esterilizaciones en el cuatrienio y su debida caracterización y censo; adquisición de una unidad móvil quirúrgica en dos meses para que recorra las tres localidades, corregimientos y zona insular atendiendo emergencias veterinarias; culminación de la sustitución de los vehículos de tracción animal durante este año; puesta en marcha de la sustitución de los caballos de tracción turística por coches eléctricos para el próximo 30 de septiembre; la creación de un centro animal y caballerizas en Chambacú para el cuidado veterinario y la recreación infantil; y la adecuación de un espacio para la protección y rehabilitación de animales silvestres víctimas de tráfico.

La fecha en la que reabrirá la Plaza de Toros “donde no se volverá a gritar un ‘olé’”

El alcalde Turbay, quien agradeció la presencia de los proteccionistas, fundaciones y veedores que asistieron al llamado, oficializó que habrá reuniones bimensuales de balance, rendición de cuentas y seguimiento de compromisos entre el Distrito, la senadora Padilla, los actores asistentes a la reunión y otras entidades públicas y privadas que se animen a integrar las políticas públicas de bienestar animal en Cartagena.

“Vamos a aumentar el presupuesto a niveles históricos para la atención a los animales de Cartagena, a través de la Umata. Además, presentaremos un proyecto de acuerdo al Concejo para incorporar recursos que garanticen el cumplimiento de todos nuestros compromisos, eso me llena de felicidad, pues uno de los reconocimientos que queremos para Cartagena es que se convierta en referente nacional de protección animal. Aquí no debe haber promesas, sino realidades”, estableció Turbay Paz, quien aseguró que con la Secretaría de Educación trabajan para que dentro de la Ley Básica Primaria se dicten asignaturas de cuidado animal y medioambiental.

Plaza de Toros

En medio de la reunión, algunas asistentes expusieron su inquietud sobre el futuro de la Plaza de Toros de Cartagena, ya que comentaron que no se escuchó más un “olé” en la ciudad porque el recinto sufrió problemas de infraestructura, más no porque muriera la tradición. Lea también: Masiva asistencia en mesa participativa ambiental para Plan de Desarrollo

“Eso nos preocupa, pues que regrese la tortura animal depende de la Alcaldía y haya nuevas corridas. Por eso queremos que haya compromisos en cuanto a que su recuperación y reapertura sea netamente para eventos y temas culturales, ya que vemos que la administración Turbay busca rescatar las tradiciones y el turismo, pero sostenibles y adecuados”, dijo la senadora Padilla.

A propósito, Dumek Turbay respondió: “A la Plaza de Toros le haremos una inversión de 1500 millones de pesos y en 15 días comenzamos a intervenirla y la dejaremos impecable, pero lo he dicho y lo reafirmo: allí no habrá más corridas de toros. Y estoy dispuesto a enfrentarme a lo que sea o que digan de mí lo que quieran, pero ahí nunca más se volverá a lastimar a un animal. Por ende, haremos una declaratoria como Alcaldía, y buscaremos que sea en sinergia con el Gobierno nacional y con un proyecto de acuerdo en el Concejo, para establecer su uso netamente cultural”.

La fecha en la que reabrirá la Plaza de Toros “donde no se volverá a gritar un ‘olé’”

Y concluyó: “Hay leyes y sentencias de la Corte Constitucional que nos avalan que se declare a Cartagena como una ciudad libre de tauromaquia y que se pierda el arraigo cultural alrededor de la tortura. En sintonía, la intervención que haremos está pensada para eliminar todas las amenidades y sitios que son necesarios para una corrida, y así propiciar que una próxima administración desvirtúe nuestro trabajo, mande todo para donde sabemos y permita que vuelvan los toros”.

La Plaza de Toros de Cartagena se reabriría en cuatro meses con un Festival de Salsa, “el más impresionantes y grande que recuerde la ciudad y el país”, en palabras del alcalde Dumek Turbay.

Las obras a las que se refiere el alcalde serán la construcción de una cubierta para el aprovechamiento para grandes espectáculos, la eliminación de corrales y chiqueros, espacios internos donde se alistan los toros, aprovechando estos espacios bajo fines culturales; la eliminación de la arena por un material, quizás césped sintético o concreto, que impida que se vuelvan a dar las corridas en otro mandato; entre otras intervenciones estratégicas con el fin de extirpar la tauromaquia de Cartagena.

Más noticias