<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

La erosión que amenaza a casi 2 mil estudiantes en Cartagena

En Bicentenario viven con incertidumbre debido a la socavación constante en un canal cercano a dos instituciones educativas. Menos de cinco metros los separan.

Un canal de aguas pluviales con permanente erosión mantiene con zozobra a las directivas y a los padres de familia del barrio Bicentenario, pues la Institución Educativa Gabriel García Márquez y el CDI aeioTU están a punto de ser absorbidos por la socavación.

(Lea: 10 nuevas aulas para colegio en Ciudad Bicentenario).

Los líderes comunales hicieron un llamado al Distrito para que haga una pronta inspección a la zona y determine las acciones a seguir para frenar el riesgo.

“Necesitamos que la oficina de prevención de desastres venga rápido y en conjunto con la Secretaría de Educación se tomen medidas concretas. La erosión es grande y están en peligro dos colegios que albergan a casi 2 mil estudiantes. El Gabriel García Márquez tiene aproximadamente 1.500 niños y el CDI cuenta con más de 200, todos están bajo amenaza porque esa erosión avanza a pasos gigantes con cada aguacero”, aseguró Jorge Alzamora, integrante de la Junta de Acción Comunal de Bicentenario.

(Lea: Doce municipios de Bolívar afectados por paro armado).

El canal Bicentenario recoge las aguas provenientes barrios aledaños y de zonas altas en municipios cercanos y las conduce hacia el canal Chamaría de El Pozón donde luego son llevadas a la ciénaga de la Virgen.

Y es que las paredes finales de estos planteles dan al otro lado con el canal pluvial y cada vez se reduce la distancia entre ambos, a tal punto que actualmente los separan cuatro metros.

(Lea: Bancas del Camellón de los Mártires, sin dolientes).

“Hay salones muy cerca de esas paredes, el riesgo es altísimo, el canal necesita ser intervenido con urgencia porque de lo contrario las corrientes van a socavar más y pueden desplomar esa parte de la infraestructura del megacolegio, solo pensar en el riesgo que corre mi hijo y todos esos niños me eriza la piel, tenemos miedo porque lo que vienen son aguaceros”, añadió Maritza Martínez, madre de familia.

En Bicentenario, uno de los sectores más poblados de los denominados Barrios Unidos, le solicitan al Distrito un extenso muro que detenga la socavación y una canalización completa para erradicar el riesgo en que se encuentra no solo el colegio sino las viviendas aledañas.

Harán una visita

Sobre el drama que viven en la zona, este medio le consultó a la Oficina Asesora para la Gestión del Riesgo de Desastres (Oagrd), que tras verificar los canales que han visitado en Bicentenario informó que no tenía conocimiento de los riesgos en ese lugar en particular.

“Gracias al aviso de la comunidad vamos a programar una visita cuanto antes a la zona, junto con la Secretaría de Infraestructura y Secretaría de Educación. Se trata de dos instituciones educativas muy nuevas, que al ser construidas se debieron contemplar las amenazas y vulnerabilidades como la que significa la erosión en el canal contiguo. Intentaremos ir lo antes posible”, señaló la Oagrd.




Más noticias