<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Frustración e impotencia en un emprendedor víctima de la delincuencia

A base de engaños, a un cartagenero le fue arrebatado sus pertenencias y medios de trabajo.

Maicol González Guzmán, un cartagenero de 34 años, es una nueva víctima de los amigos de lo ajeno, que lo despojaron de sus pertenencias y equipos de trabajo.

Maicol es ingeniero químico y reside en el barrio Pablo Sexto II. Pese a sus estudios, trabaja como domiciliario porque no ha encontrado un empleo relacionado con su profesión. Sin embargo, Maicol vio una oportunidad a partir de esta labor y fue así como ahorró para comprar un drone y una cámara de video, equipos con los que realizaba producciones audiovisuales para sostenerse y cubrir los gastos en su hogar.

El hecho

Anteriormente Maicol había posteado en Facebook y en la plataforma OLX sus servicios de fotografía y videos con drone. El pasado lunes 17 de enero recibió un mensaje por Facebook donde lo solicitaron para un supuesto trabajo en el municipio de Sabanalarga (Atlántico).

“Quien me contactó no era el que necesitaba el trabajo, era otro”, comentó González, quien explica que esta persona, de nombre Luis Felipe, le contó que se dedica a la venta de terrenos y quería el servicio para un cliente. Maicol dice que le preguntaron si podía alquilar un vehículo particular. También le pidieron su número de cédula para hacer el supuesto contrato y por ello accedió a ir.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

El día del “trabajo”, González, el conductor del carro que alquiló y los supuestos clientes llegaron al punto de encuentro. Fue entonces cuando los sujetos sacaron armas de fuego y amordazaron a Maicol y al conductor. Luego los despojaron de sus pertenencias y huyeron en el vehículo alquilado.

Repercusión

“Como pudimos nos soltamos y llegamos a una casa, desde donde llamamos a la Policía. Varios uniformados llegaron como a la media hora e hicieron un ‘plan candado’, pero no encontraron a los delincuentes”, relata González Guzmán con mucho pesar.

Este dejó ver que puso una denuncia en el mismo municipio de Sabanalarga. Pese a todo, sus equipos de trabajo aún no se han podido localizar. Su situación es muy complicada, pues dice que no ha podido seguir trabajando como domiciliario de Rappi porque su motocicleta está averiada.




Más noticias