<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Esto dijo Transcaribe sobre el incendio de uno de sus buses

El 30 de diciembre se produjo el incendio de un bus de Transcaribe, situación que alarmó a toda la ciudadanía. La empresa comunicó los primeros avances de la investigación.

Momentos de genuino terror experimentaron los pasajeros que el 30 de diciembre se transportaban en el bus de Transcaribe T100E Centro - Portal, que se incendió en plena Avenida Pedro de Heredia. Aunque no hubo heridos, gracias al rápido accionar del conductor y del Cuerpo de Bomberos, el vehículo quedó totalmente consumido por las llamas.

El incidente, que se presentó en a la altura de Los Cuatro Vientos, dejó preocupación en la ciudadanía que teme que una situación similar pueda volver a ocurrir, por lo que se inició una investigación para determinar lo que pudo ocasionarlo.

“Luego de evacuar a la totalidad de los pasajeros. El vehículo fue movido unos metros más delante de la estación para su inspección, y es allí cuando iniciaron las llamas”, detalló María Claudia Peñas, gerente del SITM.

Lea: Video: Se incendia bus de Transcaribe en la avenida Pedro de Heredia

¿Qué pasó?

El fuego se propagó desde la parte trasera izquierda hasta el vagón delantero, incinerando gran parte de la carrocería y afectando el chasis, especialmente los componentes ubicados en el habitáculo del motor.

Las cuatro posibles hipótesis que se tienen hasta el momento son las siguientes:

1. Una fuga masiva de aceite del sistema hidráulico del paquete de refrigeración del motor y la transmisión. Bajo esta condición, el aceite pudo alcanzar su punto de inflamación y permanecer por un tiempo tal que el fuego se haya propagado a otros elementos combustibles del habitáculo del motor.

2. Temperatura elevada de líneas eléctricas por pérdida de protecciones eléctricas y corto circuito, condición que pudo ser propiciada por el aumento importante de la temperatura en el cofre motor. Se analiza especialmente en este caso la condición de la central eléctrica del sistema de aire acondicionado, que recibe la señal del alternador del mismo sistema y que se encuentra cerca del cofre motor.

3. Falla en el turbocompresor del motor. Una disfunción en el sistema de recirculación de gases de escape, pudo ocasionar un incremento inusitado de la temperatura de estos componentes, que a su vez elevó la temperatura

de piezas y elementos cercanos con menores puntos de inflamación y fusión. Bajo esta hipótesis, también se evalúa una eventual fuga de gases de escape a través del turbo o los ductos aguas arriba o abajo del mismo, estos gases calientes pudieron acumularse alcanzando elementos combustibles e iniciando la conflagración.

4. Elemento combustible en contacto con alguna de las fuentes de calor en el cofre motor. Por desprendimiento de algún elemento de la carrocería o el chasis (por ejemplo, material aislante, protecciones eléctricas, o elementos externos que pudieran alojarse en algún momento en esta zona). Esta condición pudo propiciar la combinación de calor, oxígeno y combustible requeridos para la generación y propagación del fuego.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Prevención

Transcaribe asegura que la mejor manera de hacerle frente a estas situaciones es a través de la prevención. Por ello, tomaron las siguientes medidas:

- Inspecciones rápidas de todos los buses en busca de condiciones anormales o mal funcionamiento.

- Revisión y diagnóstico detallado de todos los buses, priorizando los más antiguos, verificando aspectos como el funcionamiento y estado del paquete de refrigeración del motor, revisión del turbocompresor, las mantas de protección térmica, líneas eléctricas, sistema automático de extinción de incendios, entre otros.

- Reinducción a los operadores para recordar la obligatoriedad de detener y apagar los vehículos al detectar anomalías en el motor o transmisión.

- Actualización del software de protección del motor frente a eventos de alta temperatura de la transmisión automática, y ampliación de la cobertura del sistema automático de extinción de incendios del cofremotor.

- Adicionalmente a estas acciones tomadas, vale la pena reiterar que Transcaribe realiza constante seguimiento y supervisión a la ejecución y cumplimiento de los planes de mantenimiento preventivo y correctivo que cada uno de los concesionarios de la operación tiene diseñados para sus vehículos.

- Estos planes de mantenimiento se ejecutan tomando como referencia el kilometraje recorrido por los buses. Así, cada 5.000 km se realizan mantenimientos al sistema de refrigeración del motor, a los sistemas de alta presión, a las líneas de presión y a los cilindros de gas natural vehicular, y cada 15.000 km, los mantenimientos se aplican al tren motriz, incluyendo actividades preventivas en los frenos, la dirección y la suspensión.

La empresa continúa con la investigación y reitera su compromiso con la seguridad de los pasajeros, recordando que todos los planes de mantenimiento están adaptados a las condiciones especiales de la ciudad en cuanto a salinidad y temperatura.




Más noticias