<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Están desparasitando y alimentando a los caballos cocheros

La semana pasada se conoció la lamentable situación que atravesaban estos animales en las pesebreras, pero ya por fortuna el Distrito fijó su mirada en ellos y los está ayudando.

Luego de la precaria situación en la que se encontraban los caballos que son cuidados en las pesebreras de Chambacú y Marbellla, donde sus dueños denunciaron falta de recursos para sostenerlos, la Alcaldía de Cartagena tomó cartas en el asunto y direccionó para ellos una atención integral.

Es por eso que hoy, la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria (Umata) con el acompañamiento de IPCC, están liderando campañas de atención en salud a caballos cocheros, que son considerados un patrimonio de la ciudad.

(Lea: Caballos cocheros se salen de las pesebreras porque no aguantan el hambre).

El trabajo interinstitucional tiene que ver con la atención al bienestar de los animales que padecen una crítica alimentación tanto por la sequía como por la pandemia que ha impedido que los tradicionales coches rueden por las calles del Centro Histórico.

En las jornadas de salud, lideradas por la Umata, se logró la desparasitación y suministro de vitaminas a caballos de las zonas de Manzanillo, Chambacú, Fredonia y Marbella.

El Distrito tiene registro de 120 caballos que se dedican a esta actividad y que impactan a 179 familias, las mismas que han dejado de percibir recursos por el COVID-19.

“Cada animal consume 20 kilogramos de pasto al día. En días pasados entregamos siete bultos de alimentos concentrados de 40 kilogramos cada uno para los animales; sin embargo, del total de caballos registrados, tenemos 31 que están sin ningún tipo de protección. Por eso, hemos propuesto al gremio de los cocheros trasladar a los animales a fincas cercanas mientras transcurre la pandemia y estamos a la espera de su respuesta”, apuntó Luisa Horta, directora de Umata.

(Lea: En Chambacú recibieron mercados de la Arquidiócesis).

“Para el IPCC es vital trabajar de manera mancomunada con otras entidades del distrito dado que la cultura y el patrimonio son transversales a muchas de las actividades productivas que se desarrollan en la ciudad. Por eso mismo, además de articular con la Umata, también nos reunimos con Corpoturismo, con fin de poder iniciar un diálogo sobre tema de los coches”, comentó la directora del IPCC, Saia Vergara.

Más noticias