<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

En Tierrabomba también piden consultas previas por el megaproyecto del Dique

Las comunidades insulares de Tierrabomba, Punta Arena, Caño de Loro y Bocachica piden ser tenidas en cuenta por los impactos que tendrá el megaproyecto en su territorio.

La Comisión Consultiva de Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras de Bolívar envió una solicitud a la Autoridad Nacional de Consulta Previa con el fin de incluir a las comunidades de Tierrabomba, Punta Arena, Caño de Loro y Bocachica dentro de las zonas que serán impactadas por la ejecución del megaproyecto del canal del Dique, con el fin de que se les permita participar de los procesos de consulta previa.

Le puede interesar: Tierrabomba, una isla que se siente invisible

Arnulfo Cardosi, presidente de la comisión, explicó que en primera instancia se pide una visita de campo a estas comunidades, teniendo en cuenta que Cartagena hace parte de los municipios del área de influencia directa del proyecto y que la isla de Tierrabomba se encuentra en el corazón de la bahía.

“La desembocadura del canal del Dique, a la altura del corregimiento de Pasacaballos extiende su carga de aguas y sedimentos cargados de contaminantes a todo lo ancho y largo de la bahía de Cartagena. Gran parte de ellos, por la posición geográfica de la isla y por las corrientes marítimas, terminan en el borde costero de los corregimientos que la conforman, e incluso cuando la marea es alta circundan hasta su área urbana”, explicó Cardosi.

La comisión, que insistió en el derecho que tienen estas comunidades de ser consultadas, aseguró que este proceso es necesario para preservar su identidad, seguridad alimentaria y por supuesto a la bahía de Cartagena, que es el mayor activo cultural, económico, social y ambiental que tienen estas personas.

“Somos los defensores directos”

Wilman Herrera, reconocido líder de las comunidades afrodescendientes de la isla de Tierrabomba aseguró que es importante realizar la consulta previa en esta zona por la injerencia que tienen sus habitantes en la bahía de la ciudad.

“El Distrito debe tener unos defensores directos y estos defensores deben ser las comunidades que viven en la bahía, por eso es importante que nosotros participemos en el proceso de consulta”, afirmó Herrera.

El líder aseguró que esta es la única manera que tienen los pescadores, servidores turísticos y en general la población insular de ser parte activa de este proyecto.

$3
billones se invertirán en el megaproyecto del canal del Dique.

“Este es el único medio por el que podemos hacerlo, a través de un proceso consultivo diferente, que permita visibilizar a los habitantes en defensa de un territorio que se llama bahía de Cartagena”, afirmó.

De acuerdo con Herrera, es importante que lo que se haga con estas comunidades sea una consulta previa y no una reunión o socialización porque este mecanismo es un derecho fundamental que tienen las poblaciones étnicas.

“Queremos un proceso de consulta abierto y que participe la ciudad representada por nosotros que también somos dolientes del mar”, concluyó.

El megaproyecto

En estos momentos la adjudicación del megaproyecto de “Restauración de los Ecosistemas Degradados del Canal del Dique” se encuentra fechada para el 30 de septiembre, tras los aplazamientos que ha hecho la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) mientras adelanta socializaciones con las comunidades ribereñas que serán impactadas por el megaproyecto.

Las obras consisten en la construcción de dos sistemas de esclusas en las poblaciones de Calamar y Puerto Badel e interconexiones entre las ciénagas del área de influencia del canal.

Con estas intervenciones se controlarían los sedimentos que llegan a la bahía de Cartagena y también se regularía el nivel del agua del canal del Dique, mitigando las inundaciones que año tras año afectan a las poblaciones aledañas.

Este megaproyecto impactará a municipios de Bolívar, Atlántico y Sucre.




Más noticias