<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Denuncian invasión en zona de alto riesgo

La presunta ocupación se encuentra en la Loma del Marión, entre los barrios Nuevo Bosque y Altos de San Isidro. La zona fue declarada de alto riesgo hace unos 15 años.

Los habitantes de los barrios Altos de San Isidro y El Bosquecito denunciaron que en una zona de alto riesgo, perteneciente a la Loma del Marión, se viene formando una invasión que ya lleva unas veinte viviendas de ladrillos y tejas de asbesto.

La presunta invasión se localiza entre Altos de San Isidro y la sexta etapa del barrio Nuevo Bosque, donde ya se han presentado, varios años atrás, tres deslizamientos generados por las lluvias, por lo cual se le catalogó como zona de alto riesgo.

Los denunciantes, quienes pidieron las reservas de sus nombres, indicaron que hace unos quince años el Gobierno Distrital construyó un muro de contención para detener los continuos deslizamientos de tierra, que hubiesen podido derrumbar las casas de Altos de San Isidro y de El Bosquecito.

“Sin embargo --aseguraron--, en menos de dos años se han construido unas veinte viviendas ilegales, una parte de ellas sobre el terreno que le pertenece al muro de contención; y otras sobre las escalinatas que comunicaban un barrio con otro”.

Los moradores aseguraron haber interpuesto varias veces la queja ante la Secretaría de Gestión de Riesgos, en la inspección de la zona, en la Alcaldía Local 1 y con la Alcaldía Mayor de Cartagena, ya que, según ellos, las nuevas construcciones están removiendo la loma y de paso provocando afectaciones a unas 24 viviendas de Altos de San Isidro y El Bosquecito, cuyas terrazas, salas, recámaras y patios ya muestran grietas que podrían agravarse.

Los vecinos aseguraron que cuando comenzaron las primeras construcciones se acercaron a dialogar con los propietarios, para advertirles que esos terrenos son de alto riesgo, pero continuaron edificando.

“En esta semana volvimos a acercarnos y lo que hicieron fue amenazarnos. Nos dijeron que como los desalojen vamos a tener problemas con ellos”, sostuvieron los residentes.

Igualmente, contaron que cuando se presentaron los deslizamientos el Distrito reubicó a varias familias, cuyos descendientes ahora están ocupando los mismos terrenos de donde los rescataron.

El inspector de la Unidad Comunera 10, Alfonso Ramos de León, dijo que por estar recién posesionado no ha revisado los oficios enviados por la Alcaldía Local 1, pero la próxima semana dará su concepto sobre la invasión.




Más noticias