<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

“Dau, no eches para atrás el decreto que restringe licor y picós”

Contrario al rechazo del gremio de bares y discotecas hacia el decreto 0866, habitantes de algunos barrios dicen que este debe mantenerse.

No para la controversia por el Decreto 0866 del 7 de junio de 2022 emitido por la Alcaldía de Cartagena, que restringe en más de 120 barrios el horario de funcionamiento de los establecimientos de comercio que expendan, distribuyan o en donde se consuman bebidas alcohólicas.

Por un lado, los empresarios y trabajadores de este sector económico elevaron su voz de rechazo y el pasado domingo realizaron un plantón para exigirle a la administración distrital que eche para atrás las restricciones. (Lea: “Si el decreto sigue nos vamos a la quiebra”: dueños de bares y discotecas).

Y por otro lado, los habitantes de algunos barrios donde aplica el decreto se mostraron complacidos con el mismo, ya que llevaban mucho tiempo esperando controles de mayor rigor para evitar tantas afectaciones.

La manifestación del domingo fue en la Transversal 54, a la altura de los barrios Los Caracoles o La Troncal, donde desde hace un par de años funcionan varias discotecas. Incluso, el sector pasó a ser denominado como la nueva ‘zona rosa’ de la ciudad.

“A nosotros no nos tuvieron en cuenta para tomar esta decisión del decreto, nos avisaron días antes, olvidándose de que están dejando sin empleo a muchas familias. Queremos que nos escuchen, nosotros lo único que hacemos es tratar de salir adelante con esta situación tan difícil y sin contar que con pandemia muchos negocios se fueron a la quiebra. Señor alcalde lo llamo a la empatía, ¿nuevamente nos vamos a ir a quiebra?”, sostuvo esa noche María Estarita, representante de la discoteca La Industria.

En el decreto también se prohíbe la realización de bailes de picós o cualquier tipo de espectáculo durante los próximos tres meses.

No obstante, los residentes de las viviendas alrededor también se expresaron al respecto, mostrando su total respaldo al decreto.

Por seguridad pidieron no revelar sus identidades, pero sí dejaron claro que en caso de que el decreto sea derogado, ellos también se tomarán las vías de hecho.

“Dau, no te eches para atrás. Los dueños de las discotecas llegaron a imponer su ley sin consentimiento de nosotros y han hecho lo que han querido. Llevamos mucho tiempo aguantando problemas de inseguridad, de invasión de espacio público, de ruidos excesivos y de alteraciones de orden público. Ese decreto es lo que tanto habíamos pedido. Aquí hay vecinos que los lunes salen a trabajar a las 4 de la mañana y se han encontrado con borrachos, personas de dudosa procedencia y hasta con las discotecas cerradas pero funcionando por dentro a todo volumen a esas horas”, sostuvo uno de los denunciantes del barrio La Troncal.

(Lea: “La inseguridad no tiene nada que ver con los bailes de picó”).

“Los domingos son para descansar, para dormir temprano porque al día siguiente empieza la semana laboral, pero es imposible conciliar el sueño porque los escándalos de esas discotecas no dejan, a veces son las 2 y 3 de la madrugada y siguen prendidas”, añadió otro afectado.

El sentir es similar en algunos residentes del barrio Buenos Aires y de Los Caracoles, quienes aseguraron estar preparando una manifestación en caso de que la Alcaldía derogue el decreto.

Cabe recordar que la medida regirá por el término de un año, entre las 10 p. m. y las 12 m. del día siguiente, los domingos y lunes. Es decir, los establecimientos solo funcionarán hasta las 10 de la noche.




Más noticias