<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Corredor Portuario: cuestionan a William Dau por revocar la APP

La decisión del mandatario ha causado opiniones a favor y en contra. Hay quienes consideran que el proyecto es necesario para la ciudad. Otros aseguran que Cartagena necesita obras.

“Les quiero decir algo: grandes obras ni se están viendo ni se verán en esta administración”. Esas fueron las palabras del alcalde de Cartagena, William Dau Chamat, en su discurso oficial en la entrega del informe de Calidad de Vida de Cartagena Cómo Vamos, el 23 de agosto pasado. Ese día aseguró que “están saneando” la ciudad, porque cuando llegó a la Alcaldía “la encontró quebrada y resquebrajada”, afirmaciones que fueron cuestionadas por sus antecesores. (Lea: Dau rechaza la APP Quinta Avenida por incluir 30 años de peajes en Cartagena)

Las palabras del burgomaestre volvieron a resucitar hace pocos días tras su decisión de revocar la Asociación Público Privada (APP) del Corredor Portuario de Cartagena, que fue adjudicada en 2019 por el exalcalde encargado Pedrito Pereira, proyecto que para muchos era la oportunidad para materializar obras de gran impacto en materia vial en la ciudad. (También le puede interesar: Puja por corredor portuario: KMA se va contra Dau)

“No entiendo la posición del alcalde. Por un lado, declara que no hay dinero en el Distrito para obras y por otro revoca la adjudicación del importante proyecto de la Quinta Avenida, obra de infraestructura muy importante para la ciudad”, cuestionó Ramón Del Castillo, habitante de Bocala.

Otros aseguran que la decisión del mandatario es “populista” y que se aleja de las necesidades urgentes de la ciudad. “Una obra tan necesaria y oportuna en estos momentos. El discurso populista imponiéndose ante una necesidad imperiosa, pero solamente hablan de peajes. ¡Díganle a la gente los beneficios de este proyecto!”, dijo José Puello Rubio, habitante de Cartagena.

El concejal Javier Julio Bejarano, quien ha tenido fuertes diferencias con el alcalde Dau, a través de sus redes sociales apoyó la decisión del mandatario: “Reconozco como positivo y respaldo la expedición de la resolución que revocó la adjudicación de la APP de la Quinta Avenida de Manga, que condenaba a la ciudad a otros treinta años de seis peajes. Tenemos que generar desarrollo en la ciudad y realizar megaobras sin condenarla a la esclavitud de los peajes”.

Por su parte, el exgobernador de Bolívar, Dumek Turbay, invitó al Distrito a buscar otras fuentes de financiación para sacar adelante obras de gran envergadura. “La ciudadanía se cansó de tanto abuso y no se le puede condenar a décadas de cobro para pagar obras, en eso estamos de acuerdo. Eso sí, la idea tampoco es exponer al Distrito a un lío jurídico donde el chiste le puede salir más caro que una conciliación amable e inteligente”, dijo el exmandatario.

Y continuó: “Los puentes Román, Jiménez, Las Palmas y Bazurto, que conectan a la isla de Manga, son infraestructuras antiguas que requieren atención urgente. Lo primero que debería hacer el próximo gobierno es reunirse con el originador de la APP Quinta Avenida de Manga y renegociar condiciones financieras y de diseño, porque hay mucho por evaluar y corregir, pero también por ejecutar”.

La excaldesa Yolanda Wong reiteró que los ciudadanos no quieren peajes en Cartagena, por lo que hizo las siguientes recomendaciones: “Se hace necesario que el Distrito analice de fondo, jurídica y técnicamente el tema. Consideramos que existen salidas sin perjudicar a la ciudad con un pleito cantado desde ahora”.

Entre las alternativas que planteo la exdirigente política y su grupo de aliados es comprar el proyecto a quienes están proponiendo la APP. “Pueden comprarlo y hacer una propuesta que contenga los precios de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) o de Invias, que son los oficialmente válidos para el tipo de contratación”, indicó.

La segunda propuesta es continuar con el proyecto, pero eliminando las concesiones y peajes, asumiendo con rentas propias y vigencias futuras el valor esperado por esos conceptos. “También se puede tener una proyección financiera, solo con vehículos de carga y logística que ingresen a la zona portuaria o industrial, adicional a un proyecto de impuestos por plusvalía de los sectores que se valorizarán con ocasión de estas obras”, agregó.

La última alternativa propuesta por la exalcaldesa es comprometer a la Nación para que a través de tasa portuaria logre respaldar financieramente el proyecto. Héctor Pérez, abogado y veedor, aseguró que la solicitud de revocatoria fue hecha el 12 de enero de 2020.

“Aunque se demoraron 30 meses en darme la razón, han tomado la decisión correcta porque nos hemos librado de una nueva esclavitud pagando peajes. El argumento jurídico principal que acogió la Alcaldía es el contemplado en el artículo 14 de la Ley 1508 de 2012, que prohíbe presentar solicitudes de APP que impacten o modifiquen concesiones actuales y ese es el caso, de que existe un contrato vigente del Corredor de Carga y el Corredor Portuario que pretendía quedarse con esos cuatro peajes que existen y colocar dos nuevos. Eso no está permitido”, dijo.

Estado de las vías

De los 1.833 kilómetros-carril que tiene la ciudad, a corte de 2021, el 73% (1.339) estaban en buen estado, el 25% (459) en mal estado y el 2% (35) en estado regular.

Lo anterior representa apenas un 1% de mejora en comparación a cómo estaba la malla vial en el 2020, pues el total de kilómetros-carril intervenidos en el 2021 fueron 20,36. Holman Ospina Mateus, ingeniero industrial y docente de la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), ha reiterado que los problemas de movilidad en la ciudad están relacionados con el estado de sus vías. “La ciudad no ha crecido en infraestructura, pero sí en número de automóviles y vehículos”, dijo.




Más noticias