<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Continúan cuestionamientos a pico y placa de 13 horas a vehículos particulares

Expertos señalan que la medida es obsoleta y que carece de un estudio que determine su continuidad.

¿Qué trancón? ¿Qué está pasando? ¿Algún carro varado? Estas son algunas de las preguntas más comunes que se hacen cartageneros que a diario transitan por la diferentes vías de la ciudad debido a la alta congestión vehicular, que se ha acrecentado al parecer por dos factores: el nuevo pico y placa para vehículos particulares y el regreso a clases presenciales. (Lea: Fenalco rechaza los nuevos horarios del pico y placa en Cartagena)

Residentes de los conjuntos que están en el Triángulo de Desarrollo Social, cerca de la Terminal de Transporte, señalan que los trancones están ocurriendo más temprano. “En la entrada de La Carolina la congestión es común, pero ahora los trancones duran más y en horas que no eran comunes. Antes de las siete de la mañana ya no se puede transitar por estas vías porque es impresionante la congestión vehicular”, dijo John Colpas, taxista. (También le puede interesar: ¿Cómo sacar el permiso de pico y placa con el DATT?)

Mauricio Navas, residente de Ciudad Jardín, señaló que el problema de movilidad en esa zona es traumático y que en muchas ocasiones los conductores no respetan a los agentes de tránsito. “De mi casa al Centro en un bus de servicio público me demoraba una hora. Ahora en ese mismo trayecto me demoro hasta hora y media. Noto que hay más carros en la calle entre las 5 a. m y 7 a. m.”, agregó.

1
de abril vence el actual decreto de pico y placa

A pesar de los cuestionamientos por las restricciones de la medida, Janer Galván, director del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT), señaló que el balance ha sido positivo. “Puedo decir que el balance del pico y placa con la modificación en el horario ha sido positivo. Solamente en la India Catalina se presentó una reducción del 32% del número de vehículos que circulan por la zona en la jornada de la mañana, tendencia que se mantuvo durante todo el día”, anotó el funcionario.

Galván basa sus afirmaciones en unos estudios donde comparó la movilidad del miércoles 1 de diciembre del 2021 (antes del pico y placa de 13 horas) con el miércoles 26 de enero del 2022 (con la medida).

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Expertos

El Universal consultó a Holman Ospina Mateus, ingeniero industrial y docente de la Universidad Tecnológica de Bolívar (UTB), quien se ha destacado en investigaciones de seguridad vial, seguridad y salud en el trabajo, entre otros. Este manifestó que la medida es obsoleta. “Esta nueva medida corresponde a una condición de antiguas políticas de movilidad. Encontramos que lo que ha ocasionado es que en las horas donde no hay restricciones se esté presentando una alta tasa de trancones y congestiones, lo que significa que la medida ya se agotó”, indicó.

Ospina señaló que el problema de la ciudad es que creció el parque automotor, pero su infraestructura vial sigue siendo la misma desde hace décadas. “La ciudad no ha crecido en infraestructura, pero sí en número de automóviles y vehículos. A eso hay que sumarle las políticas en semaforización”, dijo.

El docente indicó que estas medidas deben ser transitorias porque podrían causar un problema mayúsculo. “El planteamiento de la medida de pico y placa existe hace más de 20 años. El manual expreso de movilidad del Banco Interamericano de Desarrollo referencia que debe ser una medida a corto plazo, pues a largo plazo causa complicaciones e incentiva a la adquisición de un segundo vehículo”.

Como una segunda opción para transportarse, en Cartagena muchos ciudadanos están pensando en comprar una moto. Esto tras los posibles cambios en la medida de pico y placa para las motocicletas, que se implementaría a finales de febrero. “Ojalá no nos pase como Bogotá y Medellín, donde ya se perdió el vínculo con la utilización de sistemas de Transporte Público Colectivo (TPC). La medida también tiene impactos de costos ocultos, como la contaminación y la accidentalidad”.

“Una política improvisada”

Al ser consultado sobre la conveniencia de la medida del pico y placa para particulares en Cartagena, el experto consideró que es una política improvisada. “Es una medida que no ha sido acompañada de un estudio que determine realmente cómo se movilizan los cartageneros. Por ejemplo, anteriormente el departamento de semaforización hacía un análisis del número de afluentes que había en el principal corredor de la ciudad, que es la avenida Pedro de Heredia. Allí se creaban unas políticas internas con respecto a acelerar olas verdes -programación de semáforos dependiendo del flujo vehicular- para disminuir el tránsito y la movilidad. En ese entonces estaba acompañada de la política de pico y placa, pero esos análisis en la semaforización mejoraban la movilidad y los cartageneros no éramos conscientes de eso”, destacó Ospina.

Para el docente la problemática de movilidad en Cartagena no se soluciona con la implementación del pico y placa, sino con el arreglo del sistema de semaforización y la incentivación del uso del transporte público (que inviertan en calidad y frecuencia). “Debe fortalecerse el uso del transporte público. En cuanto a ampliación de vías, es pertinente aclarar que está demostrado que el crecimiento de vías atrae el crecimiento de la flota. La ciudad debe invertir en su calidad y en sistemas de monitoreo”, señaló.

El pico y placa para particulares empezó a regir desde el 6 de enero y va hasta el 1 de abril del 2022, de lunes a viernes, con excepción de los días festivos, en el horario comprendido entre las 7 a. m y 8 p. m.




Más noticias