<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Conmemoración del Día nacional de la Lucha contra la Corrupción

Recordando los aportes y logros obtenidos desde que se estableció en el país, hoy se realiza la conmemoración de la lucha contra la corrupción.

Este 18 de agosto se conmemora el Día nacional de la Lucha contra la Corrupción, y en su celebración se presentan los principales logros del Comité Ciudadano de la Lucha contra la Corrupción de Cartagena (CCLCC), instalado en septiembre de 2021 por Funcicar. Este comité tiene la función de impulsar la participación ciudadana de distintos sectores y grupos poblacionales. Le puede interesar: Así avanza la lucha contra la corrupción en el gobierno Dau

Algunas de las actividades realizadas por el comité han sido la construcción de una agenda ciudadana anticorrupción, que incluye el desarrollo de 24 actividades que le apuntan al fortalecimiento institucional, participación ciudadana, rendición de cuentas y cultura anticorrupción.

Entre esas se destacan mesas de trabajo con la Oficina de Transparencia del Distrito para hablar sobre rendición de cuentas, espacios de diálogo entre ciudadanía y Estado, sobre canales de atención al ciudadano, talleres y foros pedagógicos abiertos a la ciudadanía en temas de control social, planeación del desarrollo, comunicaciones y movilización ciudadana, entre otros.

El Comité está conformado por 15 integrantes. A continuación destacamos las historias de tres de ellos.

Ciudadanía por la transparencia

Dentro de los líderes que más se destacan en la esta lucha contra la corrupción están:

Conmemoración del Día nacional de la Lucha contra la Corrupción

- Diego Pedroza Vanegas

Líder comunal del barrio Escallón Villa. Nació en Bogotá, pero vive en Cartagena desde hace 35 años. Este dice con orgullo: “soy cartagenero”, porque aquí tiene a su familia, su vida y también las esperanzas de una sociedad más justa.

Diego cuenta que su liderazgo nació por tantas necesidades en la ciudad y le sorprende ver la manera en que en Colombia naturalizamos la corrupción. “Aquí ya contamos quién roba más que quién, como si fuera un deporte de competencia”, dice. Tras años como líder de su comunidad, advierte que la mejor manera de luchar contra la corrupción es capacitándose.

“La respuesta es aprender a no solo quejarse, sino también a capacitarse para cooperar y entrar a solucionar el problema. Lamentablemente, muchas veces la gente quiere resultados rápidos y fáciles”, cuenta.

Desde hace dos años, Diego creó la de veeduría “Responsables con Cartagena”, desde la cual le hace seguimiento a la prestación del servicio de energía eléctrica en la ciudad. Ha logrado visibilizar las quejas ciudadanas por los elevados cobros en las tarifas del servicio. El caso más destacado que ha denunciado, recuerda, fue hace 8 meses en el barrio San Isidro. Allá comenzaron a llegar recibos por hasta $300 mil pesos tras el cambio de contadores.

Pedraza junto a un amigo que es ingeniero eléctrico hicieron un censo de carga y descubrieron que los consumos de esa comunidad estrato 1 no eran coherentes con los que reportaba la empresa y solicitaron rectificación.

“La lucha contra la corrupción nos toca hacerla de nuestro bolsillo, nadie nos ayuda, ni para una copia ni un pasaje de bus”, señala el veedor.

Diego es uno de los integrantes del Comité Ciudadano de Lucha contra la Corrupción de Cartagena y se ha formado con Funcicar y el Programa Juntos por la Transparencia en control social, comunicaciones para la incidencia y otras herramientas que le han ayudado a fortalecer su ejercicio de veeduría.

A sus 62 años, afirma que la única manera de transformar los problemas sociales que tenemos es mediante una ciudadanía participativa y capacitada.

Conmemoración del Día nacional de la Lucha contra la Corrupción

- Juana Franzual Matute

Lideresa afro del corregimiento de Bayunca. Comenzó su liderazgo en 1995 promoviendo jornadas para tapar los huecos en su calle. Hoy hace parte del Comité Ciudadano de Lucha contra La Corrupción y es uno de los liderazgos que está elevando su voz para exigir que se inviertan con transparencia los recursos públicos destinados a los corregimientos y al sector rural.

Juana asegura que la corrupción desmotiva a la gente, en especial a campesinos y campesinas, quienes sienten la marginalidad de los proyectos de desarrollo. “En Bayunca ya no quieren seguir cultivando porque no hay apoyo para acceder a la tierra o conseguir aunque sea un machete. Eso nos terminó afectando a todos porque antes se conseguía el kilo de yuca a $1.000 y hoy ya cuesta hasta $3.500”.

En los últimos años ha seguido formándose en control social para cualificar más su liderazgo. Lo ha hecho de la mano con Funcicar y recientemente con el Programa Juntos por la Transparencia aprendió a hacerle seguimiento a la ejecución del Plan de Desarrollo y a trabajar con otros liderazgos de la sociedad civil para participar en los espacios de incidencia y representar a su comunidad.

“El derecho no se mendiga, se exige con las normas y en los espacios que debe hacerse”, dice.

Juana tiene 65 años, ha sido presidenta del Consejo Comunitario de Bayunca en dos ocasiones, integrante del Sindicado de Trabajadoras Domésticas y defensora de los derechos humanos en Bayunca. Dice que no se cansa de caminar de oficina en oficina pidiendo respuestas de funcionarios, que a veces no están preparados para asumir los cargos y se les olvida atender las necesidades de la población rural.

Afirma que, aunque a veces se le parten los zapatos de tanto caminar presentando derechos petición, participando en los espacios de incidencia y denunciando irregularidades en obras de su comunidad, seguirá ejerciendo su liderazgo por la transparencia y por el mejoramiento de la calidad de vida de su comunidad.

Conmemoración del Día nacional de la Lucha contra la Corrupción

- Álvaro Vegas.

Publicista de 36 años. Fue líder estudiantil en Venezuela y hoy es el director de la Fundación “Un Solo Pueblo”, la cual fundó en 2015 para incidir en las políticas migratorias de Colombia y acompañar a los venezolanos que llegaban a Cartagena en situaciones de precariedad.

Álvaro ha sido uno de los líderes venezolanos que ha gestionado la atención en salud, educación y formalización laboral de más de 20 mil migrantes. Asegura que le afectó la inestabilidad político administrativa del Distrito de Cartagena del periodo 2016-2019. Para esos años hubo 5 alcaldes y más de 125 cambios en el gabinete. Luego, por la pandemia del COVID-19, se paralizaron muchos de los procesos que lideraba.

Asegura que fue difícil adaptarse al contexto colombiano, su normatividad y el funcionamiento del Gobierno. “Ha sido como un concierto en vivo en el que tocó afinar los instrumentos al instante”, dice. Hace parte del Comité Ciudadano de Lucha contra la Corrupción, instancia desde la cual ha logrado capacitarse para conocer la estructura administrativa y el ordenamiento de la administración pública distrital. De esa manera se facilitó su seguimiento a la ejecución de recursos destinados para la población migrante.

Desde 2021 se ha formado con Funcicar y el programa Juntos por la Transparencia en control social, lucha contra la corrupción y mecanismos de participación ciudadana. Señala que estos aprendizajes han fortalecido su interlocución con el Gobierno distrital y departamental.

Álvaro es defensor de los derechos humanos y advierte que todos, sin importar nacionalidad o condición, tenemos derecho a vivir con dignidad. Asegura que uno de sus principales incidencias ha sido lograr que se quitara el requisito de tener Sisbén para acceder a la salud. “Con la eliminación de ese requisito se benefician tanto colombianos como migrantes venezonalos”, dijo.




Más noticias