<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Casos de VIH en Cartagena van en aumento este 2022

El Dadis reportó que los casos han aumentado en un 27% en comparación al 2021. Los estratos con mayor número de reportes son los 1 y 2.

Los casos de personas con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) y Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) se han incrementado este 2022 en Cartagena.

Le puede interesar: 6 recomendaciones para pacientes con VIH

Así lo confirmó el Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) que aseguró que hasta el pasado 13 de agosto se habían confirmado 423 casos este año.

Lo anterior representa un incremento del 27% en los casos en comparación al mismo período de 2021, cuando hasta entonces se contaban 334 notificaciones.

Así, la tasa de incidencia acumulada para el Distrito este 2022 es de 40,09 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que para el mismo período de 2021 era de 31,99 casos por cada 100 mil habitantes.

“Este aumento puede estar relacionado al impacto de la pandemia de COVID-19 sobre algunas actividades de los servicios de salud que dificultaron la atención, prestación y operatividad de los sistemas”, explicó la entidad.

La transmisión
El VIH se trasmite a través del intercambio de fluidos como la sangre, la leche materna, el semen y el flujo vaginal, por lo que su transmisión puede darse mediante transfusiones sanguíneas, la lactancia o las relaciones sexuales sin protección con personas portadoras del virus.

Si bien aún no hay una vacuna para esta infección, la Organización Mundial de la Salud (OMS) resalta que el acceso a prevención, diagnóstico y tratamiento hoy permite a muchas personas ser portadoras del virus y tener una vida larga y saludable.

Según la OMS en 2021 38,4 millones de personas vivían con VIH. Ese año fallecieron 650 mil por causas relacionadas al virus.

De acuerdo con el Dadis, en Cartagena, las personas entre 20 y 44 años acumulan el 73% de los casos este 2022, siendo el sexo masculino el que presenta la mayoría de infecciones con un 73,5% del total. Al mirar por estrato, el 1 y 2 componen el 89% de las notificaciones.

“Para prevenir el VIH es importante adoptar medidas como el uso del preservativo, hablar con la pareja sobre mecanismos de protección, evitar la exposición a jeringas infectadas y no mezclar alcohol con sexo”, expresó la entidad.

Las acciones
Desde el Dadis afirmaron realizar alianzas estratégicas e intervenciones con el fin de implementar un modelo comunitario de atención con enfoque de vulnerabilidad frente al VIH.

Así se ha logrado aumentar las cifras de tamizajes con el método de pruebas rápidas para una detección temprana del virus, se han entregado paquetes de prevención (condones, lubricantes y cartillas) y se han realizado talleres educativos sobre el tema.

423
casos de VIH se han notificado en Cartagena este 2022.

Esto se ha realizado llegando a viviendas, gimnasios, universidades, parques, lugares de rumba y de homosocialización, teniendo en cuenta que gran parte de las infecciones por VIH se presentan en hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

“Durante los últimos dos años se ha garantizado a la población una oferta constante de pruebas de tamizaje de VIH y entrega de paquetes de prevención de forma continua, impactando a usuarios en su ambiente cotidiano garantizando el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva y captando nuevos casos de infección por VIH en una etapa temprana”, puntualizó el Dadis.

De esta manera se ha logrado cortar la cadena de transmisión del virus y la atención oportuna de los casos por parte de las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS).

Responsabilidad compartida

La ciudadanía, el sistema de salud, las organizaciones comunitarias y la institucionalidad tienen responsabilidades en la prevención, atención y tratamiento del VIH. Esa es la base de la estrategia de “prevención combinada” liderada por el Ministerio de Salud.

En el caso de la ciudadanía, se recomienda usar el condón, no compartir jeringas, agujas ni equipos de tatuajes, hablar con la pareja sobre medidas de protección, no mezclar sexo con drogas o alcohol y solicitar a su institución de salud un diagnóstico oportuno del VIH mediante prueba rápida ante cualquier duda o conducta riesgosa, control prenatal o de forma rutinaria una vez al año.

Por otro lado, los sistemas de salud tienen el deber de garantizar el acceso de los ciudadanos a condones, lubricantes, pruebas rápidas, tratamiento antirretroviral, medicamentos, la realización de la circuncisión masculina voluntaria y la instauración de programas de agujas y jeringas.

Por último, las organizaciones comunitarias y la institucionalidad tienen que trabajar en promover una cultura de cero discriminación hacia las personas con VIH y la eliminación del estigma hacia las poblaciones vulnerables como los hombres que tienen sexo con hombres, trabajadores sexuales, personas privadas de la libertad, habitantes de la calle, personas que consumen o se inyectan drogas e inmigrantes. La educación sexual es clave.




Más noticias