<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Cartagena podría pasar de 3 a 5 localidades

Debido al crecimiento que ha tenido la ciudad, la Federación Distrital de Juntas de Acción Comunal plantea la posibilidad de ampliar las localidades, pero ¿es necesario?

Por estos días las palabras localidad y alcaldes locales retumban en los oídos de los cartageneros, y se pasean por las noticias de los medios locales, y no es para menos, ya que el alcalde de Cartagena tiene hasta mañana para elegir a quienes serán los nuevos mandatarios de las tres localidades que tiene la ciudad. (Lea aquí: “No hubo un solo candidato que me descrestara”: Dau sobre ternas)

A propósito de eso, recientemente la Federación Distrital de Juntas de Acción Comunal anunció su intención de impulsar un proyecto para ampliar el número de localidades que hay en la ciudad, y pasar de tres a cinco.

La propuesta fue hecha por el presidente de la Fedejac, Ariel Beltrán, quien asegura que desde hace un tiempo hay dificultad en las Alcaldías locales para atender los problemas de las poblaciones ya que el crecimiento de la ciudad ha sido tanto que las localidades deben abarcar poblaciones muy amplias, haciendo compleja la materialización de proyectos e inversión, ya que estos se focalizan en grupos pequeños, dejando por fuera el resto de los barrios que las integran.

“La ciudad se ha extendido y si analizamos, cuando se crearon las localidades había grandes sectores que no existían, debido a ese crecimiento, la ciudad hoy tiene unas localidades muy amplias en las cuales no se alcanzan a satisfacer todas las necesidades por eso estamos proponiendo proyectos de acuerdo para que se amplíen, la ciudad se merece por lo menos cinco localidades”, asegura Beltrán.

Y sus argumentos no son descabellados si comparamos que en el censo de 2005 se estableció que la población de Cartagena era de 892.545 habitantes y recientemente se conoció que la ciudad ya superó el millón de habitantes, o si revisamos que los proyectos que se ejecutan en las localidades, la mayoría son capacitaciones.

Para hacer esto realidad, Beltrán propone impulsar un proyecto de acuerdo que sea presentado al Concejo de Cartagena para que se apruebe la creación de las nuevas localidades y con esto, asegura, los habitantes tendrán un acceso más cercano a la oferta institucional.

“Si analizamos el trabajo hecho por las alcaldías locales no ha habido un proyecto que impacte, hay que recuperar y definir los planes de desarrollo local y que se hagan proyectos y obras. Crear nuevas localidades favorece a que se consolide el proceso de descentralización, pero estas deben ser equilibradas porque si siguen siendo amplias seguirán los problemas para atender a la gente”.

¿Es posible?

Aunque para algunos la propuesta pudiera sonar como una medida exagerada, lo cierto es que desde 2016 luego de que el Concejo Distrital reglamentara en la ciudad la Ley 1617 de 2013 o Ley de Distritos, el alcalde tiene la facultad para presentar proyectos de acuerdo con el fin de delimitar cuántas y cuáles serán las localidades en su territorio, a diferencia de la Ley 768 de 2002, la cual regía antes, y con la cual se estipuló que la ciudad se dividiera en tres localidades ya que según esa reglamentación los distritos especiales con una población mayor de 600 mil habitantes, estarían divididos en máximo 3 localidades.

De hecho, el tema de crear nuevas localidades ya ha sido discutido entre los concejales de la ciudad, precisamente el año pasado el cabildante de la bancada de Cambio Radical, Wilson Toncel, presentó un proyecto de acuerdo al alcalde de ese entonces para debatir la petición en la corporación, pero tal parece que no fue acogida por el mandatario y por tanto nunca se presentó.

Sin embargo, el concejal no ha desechado la idea e incluso ha pensando en presentarla a la nueva administración para su visto bueno. En la iniciativa hecha por Toncel se pretende crear una localidad que abarque la zona insular y corregimental, y otra que englobe al Centro Histórico.

“El proyecto que quiero impulsar es para crear una localidad que sea para zona insular y corregimental porque estos son los sectores más pobres y con menos inversión, y con la creación de esa localidad se favorece a que lo poco o lo mucho que haya en el fondo local sea invertido en estas poblaciones. De otra parte sería crear una localidad para el Centro Histórico, sectores turísticos y sus áreas de influencia, es decir, donde están los patrimonios, acá la situación es distinta porque no se requiere la inversión pero debe haber una mayor atención a la protección del patrimonio, del ser humano”, explicó Toncel.

Para tener en cuenta

Sobre esta propuesta, Carlos Hernández, director del programa de Estudios Internacionales de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Javeriana, indica que es acertada para una ciudad como Cartagena, ya que estas nuevas localidades brindan autonomía y podrían traer algunos beneficios a las comunidades que la conforman.

“El Centro de Cartagena merecería tener un tratamiento de localidad especial, que le permita beneficiarse de sus condiciones y también a los habitantes de allí, se debe tener en cuenta que Cartagena tiene patrimonio de la humanidad, que incluye el Centro y la bahía, la ciudad tiene un patrimonio histórico y paisajista que merecen un tratamiento especial. En la medida en que las localidades se puedan organizar y tener mejores condiciones de vida, se puede tener buenos resultados”.

De otro lado, más allá de pensar en ampliar las localidades, Doris Tarchopulus , directora de la Maestría en Planeación Urbana Regional de la Universidad Javeriana asegura que es necesario pensar en mecanismos para retomar la gobernanza, pues de lo contrario solo se lograría ampliar la burocracia sin tener realmente los resultados deseados. (Le recomendamos: Cartageneros, comprometidos con el Plan de Desarrollo)

“En una ciudad que ha tenido 11 alcaldes en 8 años, el problema no es de dividir localidades, sino de gobernanza, entonces lo que hay que trabajar es el reforzamiento administrativo y presupuestal de cada localidad, ver cuál es la capacidad técnica y operativa de cada localidad y en términos presupuestales qué se les está dando, porque una cosa es formular los proyectos y otra es que no tengo plata para hacerlo, considero que primero es hacer un diagnostico de la gobernanza, para ver cuál es el cambio que se quiere, porque si no hay un estudio que lo respalde solo se amplia la burocracia más no la capacidad de formular y ejecutar proyectos”.

¿Cómo hacerlo?

De acuerdo con la Ley 1617 de 2013, para poder crear nuevas localidades el Concejo Distrital, a iniciativa del alcalde, deberá aprobar un acuerdo en donde señale cuáles será las localidades, su denominación, límites y atribuciones administrativas, y dictará las demás disposiciones que fueren necesarias para su organización y funcionamiento. Para esto deberá tener en cuenta: la cobertura de los servicios básicos, comunitarios e institucionales, y las características sociales de sus habitantes y los aspectos que identifiquen las localidades.

Además esta división territorial del Distrito deberá garantizar que se cumpla lo siguiente:

1. Que la comunidad o comunidades que residan en ellas se organicen, se expresen institucionalmente y contribuyan al mejoramiento de sus condiciones y calidad de vida.

2. La participación efectiva de la ciudadanía en la dirección, manejo y prestación de los servicios públicos, la construcción de obras de interés común y el ejercicio de las funciones que correspondan a las autoridades. Dicha participación también debe tener lugar en la fiscalización y vigilancia de quienes cumplan tales atribuciones, y la participación ciudadana en la definición de las prioridades comunitarias en la elaboración del presupuesto distrital.

3. Que a las localidades se les pueda asignar el ejercicio de algunas funciones, la construcción de las obras y la prestación de los servicios cuando con ello se contribuya a la mejor prestación de dichos servicios, se promueva su mejoramiento y progreso económico y social.

4. Que también sirvan de marco para que en ellas se pueda descentralizar territorialmente y desconcentrar la prestación de los servicios.

5. El adecuado desarrollo de las actividades económicas y sociales que se cumplan en cada una de ellas.

Más noticias