<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

¡Atención! Rentería se pronuncia: “El equipo Tigres podría irse de Cartagena”

El estadio 11 de Noviembre no cuenta con luminarias en óptimas condiciones y no se puede jugar de noche.

El 15 de noviembre del año 2022 el estadio 11 de Noviembre Abel Leal se llenó como en sus mejores épocas, las filas para ingresar al escenario eran interminables y la afición apoyó en masa al equipo Tigres.

Ese día fue el debut en casa y se sintió el fervor y el apoyo del público con la novena felina, que gozaba del respaldo del grandes ligas cartagenero Giovanni Urshela y tenía en su nómina a peloteros reconocidos y grandes prospectos. Lea: Béisbol: Tigres llenó la casa pero no pudo contra Caimanes

El lleno fue histórico, pero no fue el único a lo largo de esa temporada 2022-2023, ya que en los juegos posteriores y en las finales el estadio volvió a completar su aforo, algo que hacía muchos años no pasaba.

Y ese regreso de la afición al denominado templo del béisbol colombiano fue un aliciente para que finalmente los Tigres se coronaran subcampeones de la Liga Profesional de Béisbol Colombiano (LPBC). Lea: Con la soga al cuello: Tigres debe ganar para aguarle la fiesta a Vaqueros

Inicio ponchado en 2023

Desafortunadamente, lo que finalizó con éxito en la campaña pasada, empezó con inconvenientes en la actual temporada 2023-24, que se inició el pasado 3 de noviembre.

Han pasado más de tres semanas desde del debut de los Tigres y aún, por situaciones extradeportivas, la afición no ha podido regresar al estadio 11 de Noviembre como se esperaba.

De hecho, este lunes 27 de noviembre la novena cartagenera amaneció en el segundo lugar de la tabla de posiciones de la LPBC con 7 triunfos y 7 derrotas, a solo un juego de diferencia del líder Caimanes de Barranquilla, pero lo ha hecho con solo cuatro juegos disputados en casa, juegos que se han realizado a la 1:30 de la tarde, con temperaturas muy elevadas y con poca asistencia. Lea: Vaqueros, rey del béisbol profesional colombiano

No funciona la iluminación

La principal razón por la que no se ha podido jugar en el horario habitual en el estadio 11 de Noviembre Abel Leal es la falta de iluminación. Así lo dio a conocer recientemente el Instituto Distrital de Deportes y Recreación (IDER), señalando que: “El estadio de béisbol seguirá habilitado para juegos diurnos, mientras se cumple el proceso de revisión, diagnóstico y reparación de una falla técnica presentada recientemente y que mantiene fuera de servicio al 22% de sus luminarias”.

De los 4 partidos realizados en días pasados en Cartagena a mediodía, los Tigres ganaron 3 y perdieron 1.

Roque Palomino, jefe del área de infraestructura del IDER, explicó que “días antes de darse el inicio del calendario de la Liga Profesional de Béisbol Colombiano en Cartagena se detectaron fallas de luminarias en varias de las 6 torres que iluminan el terreno de juego, lo que obligó el despliegue de esfuerzos para generar soluciones inmediatas. No obstante, hechas las primeras revisiones por parte de personal especializado, y con acompañamiento de la empresa Afinia, se estableció que se requiere un análisis técnico de fondo que incluya la inspección de los sistemas electrónicos de las luces que podrían estar comprometidos, y ello debe ser realizado por representantes de la firma fabricante Musco Sports Lighting”. Lea: Béisbol Profesional: Tigres por fin juega en casa

Palomino agregó que teniendo en cuenta que el contrato de instalación de las luminarias fue ejecutado en 2019 por la Secretaría de Infraestructura del Distrito, y que su garantía tiene vigencia hasta el 2024, el IDER notificó a esa dependencia la situación y se espera que este lunes 27 de noviembre se realice una inspección remota por parte de expertos de Musco, sin descartar su desplazamiento a Cartagena en los próximos días.

“Entretanto el equipo técnico del IDER avanza en el mantenimiento y cambios de los dispositivos de protección de los sistemas lumínicos y otros ajustes, para agilizar hasta donde sea posible la reparación del daño”, indicaron desde el instituto.

4
partidos jugaron los Tigres en Cartagena la semana pasada, todos a la 1:30 p.m.

Respecto al uso del estadio por parte del equipo Tigres, el IDER señaló que por no haber formalizado previamente un contrato de aprovechamiento económico, se acordó con los representantes Alfredo Castellón e Iván Mora que mientras no se dé la solución al impase técnico, el escenario deportivo será prestado (sin costos) para que los partidos se cumplan en horario vespertino. Lea: El rugido de Tigres fue más fuerte en su serie ante Leones

“Lamentamos la situación, la cual escapa a la posibilidad inmediata de solución, y los impactos que genera entre deportistas y la afición cartagenera, pero no podemos comprometer una fecha de restablecimiento total de la iluminación hasta tanto no se llegue a un diagnóstico preciso y la definición del cronograma de reparación”, finalizó el funcionario.

“Vamos a revisar en Turbaco”: Rentería

Edinson Rentería, directivo de la LPBC, señaló hace pocos minutos a la prensa de Cartagena que hoy lunes debe definir el futuro del equipo Tigres.

“En Cartagena no se puede jugar de noche por el problema de la iluminación, nosotros no sabíamos que no había luz, si nos informan eso con antelación no se hubiese hecho la solicitud a la ciudad porque la Liga tiene unos compromisos con los equipos y los patrocinadores y debemos jugar en horarios nocturnos. En Cartagena hemos tenido muchos inconvenientes, el torneo comenzó el 3 de noviembre y los Tigres apenas pudieron jugar en Cartagena hace un par de días y a la 1:30 de la tarde, lo cual no es permitido. Ha sido muy difícil jugar en ese horario, hay muchas quejas de los jugadores y de las organizaciones de las Grandes Ligas a las cuales ellos pertenecen, la MLB no avala que se hayan jugado cuatro juegos en Cartagena en ese horario”, sostuvo Rentería.

Respecto a las fallas técnicas en el 11 de Noviembre, el directivo señaló que “en agosto solicitamos el escenario a la Alcaldía, tuvimos la primera reunión a principios de septiembre, hicimos todo lo que nos correspondía y al final nos informaron que no se podía jugar el 3 de noviembre y que solo podía jugarse a partir del 14 de noviembre, nosotros debimos aplazar algunos juegos y llevar otros a Barranquilla, pero a la fecha todo sigue igual en Cartagena. Nosotros hoy vamos a visitar el estadio de Turbaco, y si la Liga lo aprueba, llevaremos a los Tigres a Turbaco para que jueguen allá de local. Esta misma tarde debemos tomar la decisión”, añadió Rentería.

En caso de no aprobarse el estadio de Turbaco, los Tigres jugarán como locales en Barranquilla.

“Es una pena que esto esté pasando, los Tigres son de Cartagena, es un equipo 100% cartagenero, la afición los respalda, la afición llena el estadio, pero desafortunadamente tampoco tiene patrocinadores de su misma ciudad y así es muy difícil mantenerlo, nosotros hacemos todos los esfuerzos porque permanezca en esta ciudad, pero necesitamos más apoyo”, finalizó Rentería.

Más noticias