<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Aspectos educativos que generaron insatisfacción en los cartageneros en 2023

Cartagena Cómo Vamos (CCV) presentó un nuevo análisis en el que aborda la satisfacción y valoración de aspectos educativos ofrecidos en la ciudad.

En Cartagena, los niños y adolescentes retomaron su proceso de formación con el inicio de clases, una buena noticia desde la base que la educación tiene efectos positivos en la calidad de vida y la movilidad social; sin embargo, este debe ser armónico desde la primera infancia hasta la educación superior.

Cartagena Cómo Vamos (CCV) presentó un nuevo análisis semanal, en el que aborda la satisfacción y valoración de diferentes aspectos de la educación ofrecida en la ciudad, basado en los resultados de la Encuesta de Percepción Ciudadana (EPC) 2023, realizada por este programa. Este instrumento evidenció que en la Heroica en 1 de cada 2 hogares hay al menos un menor de edad que debería estar vinculado al sistema educativo. De estos, el 80% asiste a una institución oficial, es decir que depende del Distrito.

Al preguntar en los hogares con niños matriculados en los niveles de preescolar y transición, por la satisfacción de múltiples aspectos de la educación, resulta que el mayor reto identificado es el acompañamiento nutricional, solo 6 de cada 10 están satisfechos, lo que se relaciona con el impacto de estrategias de retención a estudiantes como el Programa de Alimentación Escolar (PAE); en la tasa de deserción, que es más alta en preescolar, con más del 5% de estudiantes retirados del sistema antes de terminar el año.

Este mismo ejercicio, pero aplicado en hogares con estudiantes de primaria, secundaria y media, mostró resultados diferenciados entre la educación privada y oficial. A pesar de que, la mayoría de los estudiantes del Distrito asisten a una institución pública, es aquí donde se registra una satisfacción baja en todos los aspectos, en comparación con las privadas. Lea también: Los retos que tiene Cartagena para este año escolar

Lo más crítico desde las opiniones de los cartageneros, son las condiciones físicas de los colegios, donde solo el 65% se siente satisfecho en lo oficial, mientras en lo privado es más cercado al 80%.

Justamente, con el regreso a clases en este 2024, se vuelve a elevar la conversación de ciudad sobre el gran reto de la infraestructura educativa en Cartagena, donde el 80% de las sedes de instituciones educativas oficiales presenta problemas de infraestructura que requieren ser atendidos para garantizar condiciones óptimas en la prestación del servicio.

Otro reto al que la EPC 2023 le hizo eco, es a la disponibilidad de cupos y el proceso de matrícula, donde la satisfacción en lo privado es del 75%, mientras que lo oficial es solo del 68%, lo que sugiere que las falencias en infraestructura no solo abarcan el estado de las sedes actuales, sino que también se suma la suficiencia de estas, pues desde la política pública educativa aprobada en Cartagena, se estimada un déficit de 1.200 aulas escolares en la ciudad.

La satisfacción de los cartageneros para con los docentes en lo oficial es del 77% y en los privados asciende hasta el 83%. Lo anterior muestra que en ambos sectores el aspecto mejor evaluado es el de docentes, siendo mejor percibido en lo privado. Le puede interesar: Más de 179 mil estudiantes en Cartagena regresaron a clases

Las instituciones educativas oficiales del distrito de Cartagena muestran un rezago en calidad educativa, ubicando a la ciudad como la tercera de las 23 capitales principales del país, con los resultados más críticos.

Ante estos retos Eliana Salas Barón, directora de Cartagena Cómo Vamos, expresó que “dignificar la educación es una tarea pendiente en la capital de Bolívar y es tal vez por esto, que, en la ruta para la formulación del nuevo Plan de Desarrollo Distrital, se iniciaron las mesas de participación con el sector educación”.

Según CCV, es primordial que la Administración Distrital identifique las oportunidades que representa la puesta en marcha de la política pública educativa y el trabajo articulado entre el Estado, la empresa privada y la academia, para avanzar en conjunto en la superación de las problemáticas estructurales y las brechas que perpetúan las desigualdades e impiden el desarrollo pleno de la ciudad.

Más noticias