<img src="https://sb.scorecardresearch.com/p?c1=2&amp;c2=31822668&amp;cv=2.0&amp;cj=1">

Al canal Emiliani, de Torices, se lo traga el sedimento

Líderes comunales del barrio aseguran que hace más de 10 años no se le hace una intervención a la estructura y pidieron al Distrito actuar antes de que lleguen las lluvias.

Como una grave amenaza. Así califican los residentes del sector San Pedro y Libertad, en Torices, las condiciones en que se encuentra el canal Emiliani.

La estructura está taponada por la sedimentación, con basuras acumuladas y aguas putrefactas que propician olores nauseabundos, mosquitos y roedores. El temor de los vecinos es que con la inminente llegada de las lluvias el canal colapse y se inunden las viviendas que están alrededor.

En el sector San Pedro y Libertad habitan aproximadamente 5 mil personas.

Fabio Aponte Anaya, reconocido líder comunal del sector, aseguró que a esa obra no se le hace mantenimiento hace más de 10 años, por lo que le pidió al Distrito mirar hacia la zona.

20
años aproximadamente han pasado desde que se construyó este canal.

“Este canal empieza en la calle 54 con carrera 14 y termina en el caño Juan Angola. A través de este son conducidas las aguas que bajan de las faldas de La Popa, por eso es de gran importancia para toda la zona. Le hacemos un llamado a la Secretaría de Infraestructura, necesitamos que venga con toda su maquinaria a ejecutar una profunda intervención. Es un canal de unos 300 metros de largo”, sostuvo Aponte Anaya.

(Le puede interesar: Las acciones en Cartagena para enfrentar la temporada de lluvias).

El dirigente cívico contó que en días pasados la comunidad aunó esfuerzos para limpiar un pequeño tramo del canal con maquinaria amarilla, en lo cual invirtieron 240 mil pesos. Se adecuaron los primeros 10 metros y se necesitaron tres viajes en un camión para llevarse todos los desechos que sustrajeron del fondo.

“Sí así estaba la entrada, imagínese cómo está el resto de los 290 metros que tiene el canal; deben estar igual o peor. Este es el conducto que lleva las aguas al caño Juan Angola, se requiere que el Distrito lo descontamine en su totalidad”, finalizó Aponte Anaya.

El canal tiene 3 metros y medio de ancho, 300 de largo y 1,70 de profundidad.

Cabe agregar que la estructura está canalizada casi por completo, pero varias de las placas de concreto que lo cubren están partidas y representan un riesgo para la comunidad, especialmente para los niños y niñas.

Este medio se comunicó con la Secretaría de Infraestructura para exponerle la situación, pero no se pronunciaron al respecto.

Reciba noticias de El Universal desde Google News



Más noticias